Lo último

Cinco hábitos para combatir el insomnio

febrero 2, 2018

Jacqueline Finol

Visto 248 veces

Redactado por: Cortesía Panorama

El estrés y la vida agitada hacen que el insomnio sea recurrente en la vida diaria.


Te presentamos cinco hábitos que puedes adoptar para dormir mejor:

1. Ducha o baño caliente
Un remedio sencillo y placentero es la ducha o el baño con agua caliente justo antes de acostarnos.

El agua caliente tiene un efecto relajante sobre nuestro organismo, a diferencia del agua fría, que resulta estimulante.

De este modo, nos acostamos con una agradable sensación de bienestar que nos induce a un buen descanso, reseñó el portal Mejor con salud.

Si realizamos un baño podemos permanecer en el agua hasta media hora.

2. Saber desconectarse

Hoy en día, uno de los principales motivos del insomnio es nuestra dependencia a las nuevas tecnologías.

La televisión, el ordenador o el teléfono móvil no solamente impiden la relajación de la mente, sino que también generan campos electromagnéticos. Estas ondas afectan de manera negativa a nuestro sistema nervioso.

Recomendamos reducir el uso de estos aparatos durante el día, siempre que sea posible.

Para combatir el insomnio, será fundamental desconectarnos de ellos al menos dos horas antes de acostarnos.

3. Adaptarse al sol
El sol marca los biorritmos, es decir, el ritmo natural de la vida. Nuestro organismo, por lo tanto, funciona mejor cuando seguimos el horario solar.

Por este motivo recomendamos levantarnos por la mañana con los primeros rayos del sol y recogernos cuando oscurezca.

No es necesario que ya nos acostemos si todavía es temprano, pero sí que podemos cambiar la dinámica de actividades y bajar el ritmo.

Del mismo modo, tomar el sol también es un remedio natural para combatir el insomnio. Es suficiente con exponernos a la luz solar durante 10 minutos al día, a ser posible durante todo el año, para notar una mejoría en nuestro descanso nocturno.

No obstante, si nos excedemos podría perjudicarnos, tanto en la piel como en nuestros niveles de energía durante el día.

4. Posturas invertidas
De las técnicas de yoga, las posturas invertidas son una buena estrategia para relajarnos y combatir el insomnio.

Al levantar las piernas y colocar la cabeza a una altura inferior al resto del cuerpo, favorecemos la circulación.

De este modo, aliviamos síntomas como la pesadez en las piernas o el dolor de cabeza, los cuales nos dificultan el descanso.

Podemos tumbarnos en el suelo con las piernas en vertical, a lo largo de la pared, o bien realizar alguna postura concreta si sabemos hacerlo. La postura de la vela es una buena opción.

5. Un dormitorio para descansar

Algunos dormitorios dificultan el descanso por diferentes motivos que debemos solucionar:

– Falta de oscuridad. Es muy importante que no haya luz para poder segregar melatonina, la hormona que regula nuestro ciclo diurno y nocturno.

– Demasiado ruido.

– Falta de orden y limpieza.

– Aparatos electrónicos y enchufes demasiado cerca. Estos generan campos electromagnéticos a nuestro alrededor que también interfieren en la melatonina.

– Temperatura inadecuada o falta de ventilación.

Etiquetas: , ,