Lo último

OPINIóN

Un compañero de viaje

febrero 2, 2018

Visto 412 veces

Redactado por: Francisco Prieto Mindiola

Hay maestros, que dejan tantas huellas en sus alumnos que pueden transcurrir muchos años y sus lecciones todavía les acompañan,  se convierten en sus compañeros de viaje por la vida tal y como nos lo dice George Bernard Shaw: “Yo no soy un maestro, sólo un compañero de viaje al cual has preguntado el camino, yo te señalé más allá de ti y de mí mismo”. Estos maestros fascinantes, son los que te permiten continuar soñando y aspirar a concretar las utopías,  te  llevan a contemplar no sólo el brillo del sol, sino también  su luz.


Ahorales presento una parábola de Augusto Cury, sobre los que él, llama maestros fascinantes. Refiere Cury que:“Los buenos maestros tienen cultura académica y son elocuentes, mientras que los maestros fascinantes tratan de entender el funcionamiento de las mentes de sus alumnos para educarles mejor. Los buenos maestros tienen  metodología y son didácticos, mientras que los fascinantes tienen la sensibilidad para hablar al corazón de sus alumnos. Los buenos maestros educan la inteligencia lógica, y los maestros fascinantes educan la emoción, enseñan a sus alumnos a explorar su ser.Los buenos maestros usan la memoria como depósito de información, mientras que los maestros fascinantes estimulan la creatividad. Los buenos maestros son temporales, mientras que los maestros fascinantes son inolvidables….

A continuación les presento amables lectores mis reflexiones, las que nos llevan a pasearnos por parajes que ya hemos visto, caminos que ya transitamos, algunos exitosamente, otros con tropiezos. Desde niños cuando nuestros padres nos inscriben en una institución educativa, encontramos variedad de educadores, unos más agradables que otros, unos con mayor vocación, y también nos topamos con los que Cury llama, buenos maestros y maestros fascinantes.

En su mayoría  los educadores son buenos, y al lado de Torri  creo que “junto al crear, el enseñar es la actividad intelectual superior”. Pero, hay pocos maestros fascinantes, aquellos que nunca olvidas, que se quedan en ti, en tu memoria guardas los momentos de aprendizaje. Hay maestros, que dejan tantas huellas en sus alumnos que pueden transcurrir muchos años y sus lecciones todavía les acompañan,  se convierten en sus compañeros de viaje por la vida tal y como nos lo dice George Bernard Shaw: “Yo no soy un maestro, sólo un compañero de viaje al cual has preguntado el camino, yo te señalé más allá de ti y de mí mismo”. Estos maestros fascinantes, son los que te permiten continuar soñando y aspirar a concretar las utopías,  te  llevan a contemplar no sólo el brillo del sol, sino también  su luz.

Un maestro fascinante hace de ti un guerrero, que todo lo ve como un desafío para emprender caminos nuevos, un visionario que interpreta el mundo y le pone color a su existencia, que sus deseos los convierte en propósitos de vida. Recuerda que los que logran triunfar es porque están decididos a lograrlo.

Buen maestro, ¿ Qué estás haciendo en tu diario trajinar para convertirte  en un maestro fascinante?. Has el esfuerzo, sólo deja que tus alumnos sean libres, creativos, reflexivos, autónomos, que obtengan sus aprendizajes por la vía del descubrimiento. Asume el rol de  facilitador, alguien que está allí para orientar el proceso, no para imponer. Recuerda que un docente, siempre debe estar dispuesto a cambiar de paradigmas y que es susceptible de equivocarse, pero el que se resiste a los cambios vivirá equivocado.

Etiquetas: , , ,