Lo último

OPINIóN

Antes y después del 4F

febrero 6, 2018

Visto 386 veces

Redactado por: Dante Rivas

Hoy estoy convencido de que nuestra amada Venezuela está sufriendo ataques similares a los de esa época. Los dirigentes opositores lejos de buscar soluciones para el pueblo están enfocados en concretar una intervención internacional pidiendo sanciones que siguen afectando la economía, y por ende, la estabilidad y bienestar de la gente. Ya basta.


Este año se cumplen 26 años del histórico 4 de febrero que cambió el rumbo y futuro de nuestro país. Ese día, en el año 1992, la rebelión cívico-militar encabezada por nuestro comandante Hugo Chávez dio inicio a la gesta revolucionaria que luchó en contra del sistema neoliberal y a favor de la verdadera democracia venezolana.

Chávez esperanzó al pueblo con su célebre frase “Por ahora los objetivos que nos planteamos no han sido logrados…” y a partir de ese mensaje, en perfecta unidad, los ciudadanos y militares comenzaron a trabajar para darle forma y fuerza al proceso revolucionario que aún se mantiene vivo.

El alzamiento del pueblo contra el neoliberalismo y el capitalismo, promovido por el entonces presidente Carlos Andrés Pérez, marcó el principio del fin del puntofijismo, que se dedicó a negociar el país. Ese día, que conmemoramos con mucha firmeza, transformó la realidad de una historia que sin duda marchaba hacia el dominio de un capitalismo salvaje que nos asfixiaba en todas las latitudes. Un sometimiento que permitía y promovía la entrega de nuestras riquezas y productos naturales a cambio de favores millonarios.

Hoy estoy convencido de que nuestra amada Venezuela está sufriendo ataques similares a los de esa época. Los dirigentes opositores lejos de buscar soluciones para el pueblo están enfocados en concretar una intervención internacional pidiendo sanciones que siguen afectando la economía, y por ende, la estabilidad y bienestar de la gente. Ya basta.

Este panorama debe darnos el valor para emprender una nueva e inteligente lucha que definitivamente logre consolidar el sistema bolivariano propuesto por el líder de la revolución.

Si queremos hacer viable la nación soñada por los libertadores debemos seguir aplicando las 3R con constancia y responsabilidad: revisar, rectificar los errores y reimpulsar los aciertos, a fin de resolver los problemas coyunturales y alentar planes para el desarrollo del país. El futuro depende de nosotros. ¡Hagámoslo indestructible!

Etiquetas: , ,