Lo último

Especial Día de la Juventud| Elvis Medina, el chamo falconiano que brilla en Pequiven

febrero 12, 2018

gerardo.moron

Visto 359 veces

Redactado por: Gerardo Morón

“Lo más importante de estar en un cargo de esta índole es tener integridad personal”, asegura el ingeniero químico Elvis José Medina Rivero, quien hoy, Día de la Juventud, comparte la experiencia de su ascenso a gerente general de Investigación y Desarrollo Petroquímico, en Pequiven, e invita a la juventud falconiana y del país a fijarse un horizonte y seguir creyendo en Venezuela.


Los ascensos son el reconocimiento al esfuerzo de hacer las cosas bien. El prospecto, por ejemplo, que llega al béisbol de las Grandes Ligas; el futbolista que firma con un equipo profesional; el militar que alcanza otro rango, el periodista que es promovido a editor o como Elvis José Medina Rivero, este chamo falconiano que en diciembre fue nombrado gerente general de Investigación y Desarrollo Petroquímico, en Petroquímica de Venezuela (Pequiven), un cargo normalmente desempeñado por profesionales con décadas de trayectoria, en algunos casos con algunas hebras de cabello blanquecinas.

Fue a mediados de diciembre de 2017 cuando este ingeniero químico egresado de la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda se enteró de tal nombramiento por medio de la llamada que le efectuó el presidente de Pequiven, Rubén Ávila Ávila. Fue si se quiere, la prueba más contundente de que después de la tormenta viene la calma, toda vez que en Pequiven investigaban el porqué de la demora de ciertos proyectos para desarrollar ciertos productos, lo que podría acarrear consecuencias legales. Pero esta vez la soga no reventó por lo más delgado, sino que la investigación lo dejó bien parado, y como uno de los ingenieros que más aportaba y estaba más comprometido con el desempeño de la empresa estatal. “Fue un incidente de buena índole”, resume, jocoso.

La emoción le produjo náuseas, pero su mente y organismo se acoplaron a tamaña responsabilidad como gerente de Investigación y Desarrollo CA (Indesca), cargo al que aspiraban otros tres profesionales. “El ministro de Petróleo y presidente de Petróleos de Venezuela, Manuel Quevedo, suele decir que, además de personas capacitadas, se requieren profesionales que estén alineados con el proceso, y no me refiero a un proceso político, sino a la política interna de la empresa. Bajo esa premisa, se tomó la decisión”, indicó.

—¿Cómo te proyectaste dentro de la empresa?
—Cuando uno llega nuevo a determinado sitio, al menos en mi caso, quise ser un utility, aprender de todo, ponerme a disposición si necesitaban mi apoyo, contribuir a la consecución de los proyectos, sacrificar el tiempo hasta de ir los sábados a una gerencia técnica en otro complejo. Siempre me mantuve y mantengo ocupado. No solo demostré saber del comité técnico, sino del manejo del área de finanzas, área de recursos humanos, administración, y con ese perfil, la empresa pensó en la figura de un gerente multidisciplinario y pasé a ser la cara legal y política de la empresa.

—¿Te sientes como pez en el agua?
—La primera semana pude conocer lo que era una gastritis; asumo por la cantidad de información que tenía que absorber, el personal bajo mi responsabilidad, los detalles técnicos, económicos, la terminología, cada área, el personal, tomando en cuenta que cada cabeza es un mundo. Indesca es una empresa sin fines de lucro, que no produce ganancias como otras de Pequiven.

»Lo más difícil que recuerdo fue cuando los convoqué al auditorio a la presentación formal, creo que lo más humano que puede hacer fue comprender y reconocer el profesionalismo de las personas que tenía en frente. No fue fácil decirle a una persona que tiene 43 años de experiencia, que es un superintendente, que ahora soy su jefe; decirles: tú tienes de experiencia lo que yo quizá no tengo de vida, pero yo soy el gerente. Creo que con el tiempo ellos han visto la madurez que hay que tener para ciertas cosas. No es ni será fácil, pero lo más sensato fue reconocernos. Yo vengo a aprender, con la mente abierta en un mundo totalmente nuevo. No es lo mismo trabajar con científicos y técnicos, pues la pulcritud de su trabajo y profesionalismo son incuestionables.

—Es un cargo que implica autoridad y poder, ¿cómo lo manejas?
—Cuando fue informado del nombramiento con gerente, llamé a mis padres y les agradecí haberme inculcado raíces éticas, morales y valores. Lo más importante de estar en un cargo de esta índole es tener integridad personal, pues es fácil corromperse porque como manejas cuentas incluso, en otras divisas, y para el que nunca ha tenido nada, puedo ser algo deslumbrante. Pero partiendo de dónde vengo, de mis raíces, sé que es algo transitorio. En el núcleo familiar, la ambición materialista nunca fue un objetivo, sino más académica, más personal, por eso me gusta tanto el estudio y el trabajo.

—¿Cómo han sido las relaciones con el recurso humano desde entonces?
—Me he sentido compenetrado con ellos. Realmente me gusta trabajar con personas que tienen más años, 25 o 30 de experiencia, porque la identificación que tienen con la empresa es bárbara. Hay una brecha generacional entre los que tienen de 0 a 5 años y los de 20 en adelante; las consultas son diferentes. A los de mayor experiencia les duele la empresa. Incluso a nivel personal me dicen que me ven estresado y ese tipo de perspectivas te dice qué está pensando la persona.

—¿Te ven como un ingeniero más, gerente o líder?
—La diferencia entre un gerente y un líder está en influir y cómo hacerles llegar el mensaje. He sugerido que me den el respeto necesario que implica el cargo, pero del resto que puedan tutearme, compartir, tener cercanía. Es difícil tener 20 o 30 años con una persona trabajando a tu lado y no saber ni siquiera cómo se llama su esposa. Esas cosas tan sencillas, preguntarle a un trabajador cómo está su papá, puede que no le dé una remuneración económica, pero puede animarlo y que entienda que el gerente lo está respaldando. Mi mamá es psicóloga y me ha orientado sobre cómo afrontar personal.

—Un gerente muchacho que rompe con los paradigmas, ¿cómo lo tomas?
—Los anteriores gerentes eran en su mayoría de ascendencia alemana, holandesa, incluso uno habla cuatro idiomas. Uno de ellos, el señor Romero, es venezolano y ha estado en muchas industrias. Cuando llegas a una empresa, sueles encontrarte con un organigrama con tanta burocracia y la misma empresa se tranca, pero en esta me sorprendió ver la sinergia y lo consolidado que está. No todos cumplían una misma función, es una escuela multicultural.

—Muchos jóvenes profesionales se han marchado del país, ¿has pensado hacerlo?
—He experimentado estar lejos de mi familia, me he tenido que quedar en muchos sitios agradables, pero todo en esta vida es mérito y bien sea que exista una justicia social que te imponga un sistema, existe una justicia divina. Si tú deseas algo, lucha. Yo deseaba y deseo servir a mi país desde lo que podía hacer o tenía que hacer. Yo mismo reconozco que no quería la investigación cuando me inicié en el Instituto Tecnológico Venezolano de Petróleo; yo era un ingeniero muy de planta y, sin embargo, Dios me fue poniendo eso en el camino. El sacrificio en esta vida es premiado. El dilema está en la conciencia y saber cuánto estamos dispuesto a invertir por prosperar y triunfar.

—¿Qué le recomiendas a quienes se han marchado o tienen planes de irse?
—Les pido que tengan un horizonte, no a corto plazo, sino que vean más allá de lo que pueda implicar un dólar en estos primeros trimestres, dos o tres años. Revisando la historia, el precio del barril de crudo es cíclico, lo que tuvimos hace tiempo fue una bonanza petrolera muy vasta, todos los países en algún momento pasan por este tipo de situaciones; sin embargo, uno revisa la historia y llega un momento en que todo se estabilizará. Solo sugiero que abran más el horizonte, no lo enfoquen en uno o dos años, sino que amplíen. Es difícil, porque también tengo familiares que se han ido, pero es más difícil emprender afuera que adentro de tu país. Mi invitación es a que si vas tomar decisión de emprender, empiecen por casa. FELICITACIONES, HOY DÍA DE LA JUVENTUD

Etiquetas: , ,

gerardo.moron

Periodista falconiano, especializado en la cobertura de sucesos y policiales, también información general. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra". Becario FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas.