Lo último

FALCÓN

Falta de efectivo afectó ventas de los prestadores servicios en Villa Marina

febrero 13, 2018

Jose Manuel Gomez

Visto 98 veces

Redactado por: José Manuel Gómez

Cada festividad es una esperanza que tienen los comerciantes establecidos en la orilla de las playas para incrementar sus ingresos económicos y por muy pésima que pueda estar la situación, ellos no pierden las expectativas para vender sus productos, y por eso permanecen en sus espacios a pesar de la carencia de efectivo, el cuál es su única forma de pago por no poseer puntos de ventas.


Para los prestadores de servicios en la playa de Villa Marina del municipio Los Taques, la temporada de Carnaval es una época en la que ellos acostumbran a vender su mercancía y aumentar sus ingresos económicos.

Los comerciantes a orilla de playa están conscientes de que la situación país afecta a la mayoría de los venezolanos, sin embargo, esperaban contar con presencia de temporadistas no como en asuetos anteriores, pero sí los suficientes para dar una vistosidad distinta a la costa.

No obstante, las ganas de trabajar y de aprovechar la temporada fue lo que sobró en los prestadores de servicios de esta jurisdicción, quienes tienen la confianza en Venezuela y de que solo trabajando se pude salir adelante.

“A diferencia de otros asuetos, ha habido menos visitantes”, comparó Hipólita Peña, desde su establecimiento ubicado a pocos metros de la orilla de la playa. La mujer ofrece sopas de pescado, parrillas, croquetas y filet de pescado.

La falta de efectivo fue otra de las afectaciones que tuvieron los prestadores de servicios, de los cuales muchos no cuentan con puntos de venta y, al no disponer de billetes, se ven en la obligación de comprar en los comercios donde les ofrecen el pescado a un precio que supera el 100% en relación con los que venden los pescadores en la orilla de la playa.

Así como Hipólita Peña tuvo su afectación, el vendedor ambulante José Luis Semeco también. El comerciante es una de esas personas que recorren la orilla de la playa desde Boca de Camino hasta El Pico ofreciendo sus productos.

José Luis ofrece los llamados “Vuelve a la vida” o “Rompecolchón” en diferentes presentaciones y precios que van desde 60.000 hasta 150.000 bolívares, pero la falta de efectivo afectó su economía esta temporada.

“Fíjate, si no tengo punto de venta, ¿cómo hago para vender mis productos? Más bien tengo la suerte de que uno que otro visitante tiene efectivo y me los compran porque conocen la calidad de lo que ofrezco”, dio a conocer el comerciante informal.

Para la vendedora de arepas rellenas Paola Díaz, la temporada estuvo “floja” por la falta de visitantes y de efectivo, justificó la mujer. “El Carnaval no fue para nosotros lo que esperábamos en cuanto a las ventas. Esperamos que la situación mejore para todos”, solicitó la comerciante.

Etiquetas: , ,