Lo último

DEPORTES

Los octavos de la Champions pueden cortar cabezas

febrero 13, 2018

Vicar Guzman

Visto 95 veces

Redactado por: Cortesía Meridiano

Sin posibilidades en la Copa, y con una separación de puntos importantes con respecto al Barcelona en la Liga, la Champions se ha transformado en una guillotina, de la que solo podría salvarse si llega a las finales.


Los grandes clubes de Europa siempre apuestan a ganarlo todo, y una mala temporada pudiera ser causante de despidos. En esta fase final de la Liga de Campeones, varios técnicos se juegan su puesto en el banquillo entre los grandes del viejo continente.

Zinedine Zidane. “Claro que me juego el puesto ante el PSG, está clarísimo soy el responsable todo lo que está pasando. Soy el entrenador. Tengo que encontrar las soluciones si quiero seguir aquí”. Esas fueron las palabras del técnico francés del Real Madrid una vez que su club quedó eliminado de la Copa del Rey.

Sabe también Zidane que un presidente como Florentino Pérez no toleraría una campaña sin títulos, solo bastaría recordar lo que sucedió con Carlo Ancelotti después de ganar la décima y tener una sequía de trofeos.

Sin posibilidades en la Copa, y con una separación de puntos importantes con respecto al Barcelona en la Liga, la Champions se ha transformado en una guillotina, de la que solo podría salvarse si llega a las finales.

Antonio Conte. Luego de quedar campeón con el Chelsea en la Premier League, los resultados y el juego del equipo blue no están acompañando a la continuación del técnico italiano en el banquillo. Posibles problemas internos, según la prensa inglesa, han causado un revuelo dentro de la institución de Londres, lo que ha acelerado su posible salida.

No obstante, Conte y el Chelsea se mantienen vivos en Champions, pero deberán afrontar a un duro rival como el Barcelona en los octavos de final. También tienen posibilidades en FA Cup, aunque aún quedan equipos importantes como Manchester United, Manchester City, y Tottenham, que pudieran darle otro gran palo. Ya en Liga, imposible es una palabra que resuena en el club, ante la gran hegemonía citizen

Por tanto, la Liga de Campeones podría ser la gota que tope el vaso, y el futuro se encargará de demostrar si se rebosa o no.

Unai Emery. Tras la escandalosa remontada que sufrió el PSG contra el Barcelona en la pasada campaña de la Liga de Campeones, el Nasser Al-Khelaïfi, presidente del conjunto parisino, le dio otra oportunidad al español para lograr su sueño: ganar la “orejona”.

 

Además, el presidente del PSG rompió el pasado mercado de verano con la contratación de Neymar y Kylian Mbappé, para así intentar “crear la mejor delantera del mundo”. Lo cierto es que la liga francesa, y las copas locales, son casi obligatorias tenerla en sus vitrinas, por lo que la Champions es el torneo que realmente le importa al mandamás catarí.

De esta forma, la eliminatoria entre Real Madrid y PSG, se muestra como la más llamativa de todas, pues quien pierda, estaría al filo de la muerte con sus respectivos clubes.

Massimiliano Allegri. Lo del técnico italiano pasa más por un “fin de ciclo” al mando de la Juventus. Con dos finales perdidas de Champions, tres Scudettos, y el actual desempeño en la Liga (Napoli es puntero en la Serie A), podrían acarrearle una salida de la Vecchia Signora.

El hecho de pertenecer a un club grande como la Juve, al estratega Allegri apostará una vez más por internarse en la final de la Liga de Campeones, pero de no hacerlo, y además perder la Serie a manos de los napolitanos, estaría casi descartado su continuidad en el equipo de Turín para la próxima temporada. 

O todo lo contrario. El técnico del Bayern Múnich, Jupp Heynckes, llegó como un salvavidas después del despido de Carlo Ancelotti. Los bávaros han mejorado en su rendimiento categóricamente, con excelentes resultados y buen funcionamientos.

Heynckes aseguró que solo dirigiría al equipo con el que ganó la Liga de Campeones en el 2013 hasta final de temporada, pero de ganarla, el club alemán estaría haciendo todo su esfuerzo para intentar convencerle de que siga en el cargo, situación que hoy en día, sin importar lo que pase con la Champions, ya tiene pensado hacer.

Etiquetas: , ,