Lo último

OPINIóN

¿Qué te pasa, Colombia?

febrero 16, 2018

Redactado por: David Bittan Obadia

A Colombia han llegado más de 500 mil venezolanos en poco tiempo. La frontera lo hace fácil. Es una tragedia esta avalancha y genera un terremoto en es sociedad y en su economía; nadie está preparado para eso, pero de ninguna manera se justifica el rechazo.


En los años ’70 y ’80, el conflicto de una Colombia inmersa entre terroristas y paramilitares produjo una emigración violenta y miles de desplazados al territorio de la Venezuela Saudita.

El censo del 2011 habla de 700.000 colombianos en nuestra tierra, pero eran muchos más. Ellos representaron en su momento la mitad de la población extranjera en el país ,también parte de la población penitenciaria.

Hoy tenemos a más de 2 millones de colombianos aquí. Carlos Andrés los dejaba pasar como “Pedro por su casa” y Chávez les abrió las puertas, para conseguir votos.

Los colombianos se integraron a nuestra sociedad y se beneficiaron de nuestro sistema, que fue benevolente. Los recibimos con generosidad, no fue una emigración calificada.

Hoy hay 3 millones de Venezolanos en el extranjero, todos desplazados por la crisis, social, política, moral y económica en la que estamos inmersos. Hasta hace poco exportábamos sólo talentos; hoy, mano de obra y miseria. Nos hemos convertido en un país muy extraño.

A Colombia han llegado más de 500 mil venezolanos en poco tiempo. La frontera lo hace fácil. Es una tragedia esta avalancha y genera un terremoto en es sociedad y en su economía; nadie está preparado para eso, pero de ninguna manera se justifica el rechazo.

Hasta tiempos recientes Colombia se benefició de cientos de millones de $, que se movían en la piñata CADIVI; una gran estafa que, sin lugar a dudas, requirió de la complicidad de los colombianos ,para esos momentos había una luna de miel, estaban calladitos y nos querían mucho.

Hoy día resulta que los venezolanos no somos bien vistos en Colombia. ¡Qué memoria tan corta! Me pregunto: ¿pensarán que su aroma de estabilidad , democracia bonanza será eterna? .Bueno, como leí una vez de alguien: “aquí está terminando, pero allí está empezando la cosa”.

Los que llegan dejando todo atrás no pueden ser doblemente sufridos, maltratados y explotados y los colombianos son los menos indicados para mostrar gestos de desconfianza. Es Suficientemente duro la nostalgia de sus atardeceres y sus deseos de volver.

Que menos que exigir a los colombianos que están en Venezuela, que levanten su voz por quienes les ayudaron. “El silencio de los cómplices buenos es el peor”.

Etiquetas: , ,