Lo último

FALCÓN

Carlos Gutiérrez: se debe rescatar la idiosincrasia del falconiano

marzo 11, 2018

Graciela Andrade

Redactado por: Graciela Andrade

Para este miércoles 14, el gobernador Víctor Clark promulgará la nueva Ley de Convivencia Ciudadana del estado Falcón. Esta Ley, de acuerdo con el abogado Carlos García, persigue restablecer las normas, valores sociales y la idiosincrasia regional para lograr la armonía, el respeto y la sana comunión entre los congéneres.


El abogado Carlos Gutiérrez, del equipo de redactores de la Ley de Convivencia Ciudadana del estado Falcón, que entrará en vigencia este miércoles, habla sobre la razón de ser de esta.

“Hoy tenemos que reafirmar los deberes y derechos que tenemos nosotros como ciudadanos ante la sociedad. Hay conductas que no podemos aceptar, que sencillamente no se pueden tolerar. Los ciudadanos deben tener el derecho a poder vivir de manera armoniosa. El problema está cuando una conducta trasgrede los derechos de las otras personas, y esta ley en su aplicación por supuesto va a regir ese comportamiento del ciudadano”, detalló.

La Ley de Convivencia Ciudadana del estado Falcón fue propuesta por el gobernador Víctor Clark viendo la necesidad de fortalecer el comportamiento colectivo, por lo que consideró prioritario restablecer lo que eran las normas de convivencia. Considerando además que el estado se vio directa e indirectamente afectado por los procesos violentos que vivió el país luego de ocurrir las llamadas guarimbas, así como los efectos de la guerra económica.

Gutiérrez explicó que la situación país generó en la gente un nuevo comportamiento social. Ese caos en la sociedad ameritó reglamentar nuevamente la conducta del ciudadano, y es ahí donde nace el proyecto de ley.

“El gobernador y su equipo de asesores, entre los que estoy incluido, hicieron un anteproyecto consignado ante el consejo legislativo del estado para la sanción debida y ponerla de una vez en aplicabilidad ante la sociedad”, resaltó.

—¿Un ejemplo de una trasgresión de la norma?

—Por ejemplo, transitar por las vías públicas sin respetar las leyes de tránsito, las cuales establecen sanciones penales, pero que con la ley regional las sanciones serán administrativas. Tanto la imposición de una multa o incluso, si la persona no puede cancelar dicha multa, deberá hacer algún tipo de trabajo comunitario.

—¿Cómo administrarán la sanción administrativa?

—Estas sanciones, el Ejecutivo regional no las observa como una simple sanción para recoger fondos o recursos económicos. El objetivo no es de interés material, es dar ejemplos ante la sociedad para que las personas, a través de programas concienciadores o de talleres de formación, puedan eliminar la conducta de infractor. La idea es que a través de estas sanciones el ciudadano pueda tener conciencia de que lo que hizo fue incorrecto y debe corregir ese comportamiento negativo.

—¿Habrá otro tipo de sanción?

—La intención no es solamente imponer una multa, sino que se podrá sancionar con una participación en las diversas jornadas sociales que hace el gobierno. Puede ser la reparación de una escuela, de un ambulatorio, o en su defecto, si la persona tiene un oficio o profesión, que pueda dar talleres de formación en las comunidades. Por ejemplo, si es herrero, preparar a unos jóvenes en el área. Más que sancionar por sancionar, se busca crear conciencia del buen comportamiento ciudadano.

—¿En qué se pensó para lograr un efecto en las comunidades, tomando en cuenta el desorden y la anarquía que se aprecia en estos tiempos? ¿Cómo van a lograr que se cumpla?

—Hay dos formas para hacerlo: la misma voluntad que tiene el pueblo y los entes gubernamentales, que de manera corresponsable puedan trabajar en la promoción de los valores y principios. Si se le da cumplimiento, no solamente va a ser por la condición o el comportamiento de una persona, sino también porque se haya cumplido con su divulgación y promoción. Es allí donde los medios de comunicación de la región juegan un rol fundamental para darla a conocer y persuadir a la misma comunidad sobre concienciar su nuevo comportamiento.

—¿A partir de la entrada en vigencia de la ley iniciarán una campaña de difusión y luego la aplicarán?

—Las dos cosas tienen que ir de la mano. La ley entra en vigencia una vez promulgada por el gobernador y su aplicabilidad es total. Por supuesto, dentro de la misma ley está esa promoción y esa divulgación a la que se debe ir ante los mismos entes públicos y los medios de comunicación. Esa misma promoción sirve para prevenir el tipo de comportamiento. Por qué, porque las personas no es que están esperando que una ley entre en vigencia para que se aplique y que la prevención, su promoción o divulgación evite que ese tipo de comportamiento no se haga. La gente, una vez que la va conociendo, se va a reflejar en ella y va a decir dónde está mi conducta y si mi conducta infringe una de las normas. Las mismas personas van creando conciencia, pero conciencia también a través de la divulgación masiva que se tiene que hacer, insisto, a través de los medios de comunicación.

—¿Cuál será el papel de los consejos comunales en la aplicación de la ley de Convivencia?

—Los consejos comunales son un ente que tiene corresponsabilidad en la aplicación de la norma. Así está establecido en uno de los primeros artículos, donde también están encargados de la aplicabilidad. Incluso, los consejos comunales se tienen que integrar, en ese juego de divulgación para aplicarla o para darla a conocer en el ámbito de su jurisdicción.
»Los consejos comunales fueron tomados en cuenta tanto en esta ley no solamente para poder promocionarla, sino también para vigilar con carácter de control social de que aquellas personas que son sancionadas y que vayan a hacer algún tipo de trabajo comunitario puedan certificar que la persona cumplió.
»Como institución tienen sus diversas vocerías, una de estas es el Comité de Protección del Niño, Niña y Adolescente, tiene incluso el Comité de Familia; esos hay que reactivarlos, y nosotros como ciudadanos integrarnos en nuestros consejos comunales y, a través de estos, tenemos las herramientas para retomar o impulsar acciones para proyectar esos valores y principios ciudadanos.

—¿Qué otro ente accionará en la ejecución de la ley?

—Tenemos también la figura de la jurisdicción de Justicia y Paz, que son los llamados jueces de paz. Para cualquier tipo de conflicto que se haya generado en un ámbito de la ciudad o en un sector, ellos pueden actuar en cualquier resolución y que, mediante un acuerdo, se pueda establecer los diversos resultados que se hayan dado entre las personas involucradas en el conflicto. La jurisdicción de Justicia y Paz tiene mucha participación en la convivencia ciudadana.

—Entonces, ¿los jueces de paz se reactivarán?

—Los jueces de paz tienen su propia competencia y la Ley de Convivencia los viene a tomar en cuenta como tal y que participen activamente en su aplicación.

—¿La Ley de Convivencia Ciudadana tiene relación con otras leyes nacionales?

—De hecho, una de las fuentes de esta ley es nuestra Constitución, pero también se tomó en cuenta lo que es el tipo de costumbre o la idiosincrasia de nuestro pueblo falconiano. Es decir, consideramos aquellos aspectos culturales y costumbres que son conductas que no son contra derecho o que violan los derechos de otras personas, y que en esta oportunidad lo que hacen es reafirmar lo que nos identifica.
»Otra fuente considerada fundamentalmente es la Ley de Convivencia y Paz promulgada por la Asamblea Nacional Constituyente, por cierto una de las herramientas que pudo establecer las condiciones para declarar como territorio de paz a Venezuela, a raíz de las guarimbas suscitadas en 2017.

—¿Cómo supervisarán la aplicación de la ley?

—El plan de acción lo tienen todos los organismos que se relacionan con lo que es la aplicación de la ley, es decir, la Secretaría de Seguridad Ciudadana tiene su plan de acción, la Policía de Falcón también tiene que considerar lo que es la ley, lo que son las diversas infracciones que se cometen.

Sí podemos llegar a generar cambios favorables en nuestra sociedad, solo hay que tener la voluntad para aplicarla y también para concienciar a nuestro pueblo. Si agarramos una ley no para convertirla en letra muerta, sino para aplicarla, por supuesto que lograremos los objetivos que contempla la misma.

 

Foto/David Zárraga

Etiquetas: , ,