Lo último

FALCÓN

Los Ventura quieren salir de la desventura del refugio

marzo 12, 2018

Gerardo Morón Sánchez

Redactado por: Gerardo Morón

Siete niños y adolescentes, así como seis adultos, viven refugiados en la casa comunal. Merly Ventura se sigue preguntando qué pasó con la casa que le adjudicaron hace tres años, la cual nunca llegó a disfrutar, pues sorpresivamente la sacaron.


Viven refugiados en la casa comunal. Merly Ventura, su esposo Abisael, sus hijos, las esposas de estos, y los nietos: dos adolescentes y cinco niños, viven hacinados y damnificados desde hace tres años en este inmueble ubicado en la calle 2 con calle 13 del sector 6 de la urbanización Cruz Verde (UCV), de Coro, municipio Miranda.

Merly, quien vivió hacinada en la casa de su madre, recuerda haber hecho todo lo que estuvo a su alcance para tener casa propia, como ayudar a limpiar el terreno, cargar cemento y preparar comida a los obreros que hace tres años estuvieron construyendo las casas que están ubicadas detrás de la bloquera Carora, al lado de la urbanización Monseñor Iturriza, una de las cuales le sería asignada. “No sé qué pasó, pero la vocera Nelly Colina apartó su casa y se entregaron las otras cuarenta y pico, pero a pesar de ser beneficiada por la Gran Misión Vivienda Venezuela, me dejaron por fuera de manera inexplicable”, relató.

Refugiados por necesidad

Ante la burla y la necesidad de contar un techo bajo el cual vivir y darle cobijo a sus hijos y nietos, Merly Ventura aseguró que se vio en la necesidad de ocupar la casa comunal, que estaba deshabitada. “Llevo tres años aquí en esta estructura de paredes agrietadas; somos 13 personas que nos mojamos cuando llueve porque el techo se filtra; que hacemos necesidades fisiológicas en bolsas porque no contamos con sanitario; que bebemos agua porque un vecino nos pasó una manguera con un chorrito y que pasamos necesidad en comida, pues el Consejo Local de Abastecimiento y Producción, en vez de vendernos las tres cajas para las tres familias que aquí vivimos, nos vende solo una que no alcanza”, se quejó.

Merly afirmó haber solicitado nuevamente la adjudicación de una casa para entregar la casa comunal, sin embargo, la respuesta es que no hay, ante lo cual propone que le entreguen materiales de construcción para ella, con su esposo e hijos, resolver construirla, pero tampoco le han dado respuesta. “El gobernador Víctor Clark, cuando estuvo en campaña, supo de mi caso, pero no he recibido la ayuda que esperaba de él”, expresó la refugiada, quien aún así mantienen afiches del gobernador dentro de su casa.

 

Foto/ Carlos García

Etiquetas: , ,

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, especializado en la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".