Lo último

SUCESOS

Mira lo que le pasó a esta trapecista que cayó desde cuatro metros en circo de Punto Fijo

abril 12, 2018

Orlando Manuel Gomez

Redactado por: Orlando Manuel Gómez

Yulianny Solandi, una bolivarence de 25 años, por poco no la cuenta. Mientras realizaba un show de acrobacias bajo la carpa de Magic Circus, no se sostuvo del trapecio y cayó.


La función de la noche de este miércoles no la olvidará nunca Yulianny Solandi, una joven trapecista de circo que, en pleno show, perdió el control y cayó desde cuatro metros de altura en la carpa del Magic Circus, instalado en el estacionamiento del estadio Eduardo “Tata” Amaya de Punto Fijo.

Para la muchacha de 25 años todo iba bien; la función de las nueve de la noche inició sin contratiempos. Cuando le tocó su turno, fue llamada al escenario por el presentador quien tras una fastuosa exposición de lo que sería su demostración, subió a los trapecios y comenzó el show.

Yulianny sentía que volaba e impresionaba al público, pero en cuestión de segundos su espectáculo de acrobacias sobrepasó la realidad; algo salió mal.

La oriunda de Ciudad Bolívar no logró sostenerse del trapecio y desde una altura de cuatro metros cayó sin más remedio hasta el piso, afortunadamente acolchonado, pero que igualmente no la salvó del golpe en la cabeza.

Entre la alarma de los asistentes en las gradas, una espectadora, aparentemente médico de profesión, salió a ayudarla constatando que había quedado en estado inconsciente, por lo que junto al personal del circo le prestaron los primeros auxilios y agilizaron su traslado hasta el hospital Rafael Calles Sierra.

Ingresó al centró hospitalario a las 9:48 de la noche, donde solo le evaluaron un traumatismo craneal leve. Después del susto vivido, seguramente Yulianny Solandi, como cualquier artista, deberá tomar previsiones y seguir la premisa de que el show debe continuar.

 


Foto/ Referencial

Etiquetas: , ,

Orlando Manuel Gomez

Comunicador social haciendo periodismo en tiempos de dificultad. Productor Nacional Independiente, maniático ortográfico y actor, por si las moscas. Amante de todas las artes, especialmente de comer, escribir y hablar hasta por los codos.