Lo último

OPINIóN

Placer amigo

abril 29, 2018

Redactado por: Katty García

Recuerdo que uno de los apartados que más me llamo la atención, en el libro, fue el relacionado con la “escuela”, que en su época desarrolló el filósofo griego Epicuro (306 a.c.). En este sitio de encuentro, se reunía gente de diverso estatus social y económico. Se le conocía como “El jardín de los placeres”.


Si hay algo que me calma profundamente, es una buena conversación con alguno de mis amigos, me encanta cuando se aparecen en el momento más oportuno, para contarme acerca de sus logros, de sus avances, de los aprendizajes vividos y de sus alegrías, también de sus orientaciones, de acuerdo a su percepción y experiencias de vida. Agradezco su presencia asertiva e intuitiva, cuando requiero de hablar, o simplemente, desahogarme y recibir el aliento de una voz amiga.

En días pasados estuve hurgando por una librería, y me encontré con uno de los maravillosos textos de la famosa escritora y filósofa española Elsa Punset, acerca de las diversas formas de contactar con la felicidad, de conectar más fácilmente con los momentos y las experiencias felices. Recuerdo que uno de los apartados que más me llamo la atención, en el libro, fue el relacionado con la “escuela”, que en su época desarrolló el filósofo griego Epicuro (306 a.c.). En este sitio de encuentro, se reunía gente de diverso estatus social y económico. Se le conocía como “El jardín de los placeres”. Se reunían para compartir sus experiencias, sus sueños, talentos e intereses, o simplemente, para disfrutar de un rato de ocio, gozando de la compañía de amistades.

Punset destaca que el compartir entre amigos, resulta ser uno de los más grandes placeres, que proporciona momentos y recuerdos de felicidad. El reír y disfrutar de una grata conversación, de los abrazos y las manifestaciones de afecto de los amigos, generan endorfinas y dopaminas al organismo, bioquímica que contribuye al fortalecimiento del sistema inmunológico y por ende, optimiza el estado de salud y bienestar de nuestro cuerpo.

Los amigos son fuente de inspiración y vida. Tengo amigos que son admirables, en voluntad, fortaleza y talento. Recuerdo que en muchas oportunidades, yo deseé, ser tan destacada como varios de mis amigos. Luego recordé, que somos la misma energía, y que solo atraes a tu vida aquellas personas que están en tu misma frecuencia y nivel de consciencia. Me quedé tranquila, me sentí honrada y agradecida por la calidad de amigos que están presentes en mi vida.

Honrada por compartir la misma vibra, la incandescencia de su luz y la profundidad de su amor. Agradecimiento por quienes, cerca o lejos, disfrutan y saborean a plenitud las mieles de la amistad, te acompañan, ríen, lloran y comparten contigo sus aprendizajes, anhelos y sueños. Así somos los amigos, un placer que genera profunda felicidad.

Etiquetas: ,