Lo último

FALCÓN

El cambur y mango, frutas preferidas por los consumidores en Coro

mayo 4, 2018

Anailys Vargas

Redactado por: Anaís Delmoral

La venta de frutas y verduras “de segunda” está calando entre los compradores, debido a que los precios son inferiores a los de los supermercados.


Como “drásticos” y exagerados consideran los consumidores en Coro el aumento casi a diario de las frutas que han registrado un alza promedio que va desde el 200% hasta un 500% con respecto al año pasado.

El cambur sigue siendo el preferido por los comensales por su valor nutritivo y por ser de los menos “costosos”.

Su precio varía desde 50.000 bolívares hasta 70.000 bolívares por kilo, sea con punto de venta o efectivo.

Un vendedor afirmó que, a primeras horas de la mañana, le despachan de 30 a 40 cestas de cambur y al mediodía ya no tienen mercancía para vender.

Acotó que las madres que no tienen para hacerle la lonchera a sus pequeños pasan primero por la frutería y le compran uno o dos cambures a sus hijos como merienda para la escuela.

En la actualidad, el poder adquisitivo del venezolano se encuentra en picada y, ante este escenario poco alentador, se deduce que los consumidores se las ingenian para comprar lo justo, por lo que adquieren frutas sólo cuando es necesario.

En un recorrido realizado por las fruterías ubicadas en la avenida Pinto Salinas de Coro, expenden piña, mandarina y limón por 200.000 y 300.000 bolívares, cuyo valor el año pasado rondaba los 20.000 bolívares; el níspero, lechosa y melón, de 15.000 bolívares subieron a 100.000 bolívares.

De igual forma, la naranja se posiciona en 100.000 bolívares por kilo; la parchita en 580.000 bolívares por kilo, y la guayaba en 165.000 bolívares; mientras que el mango ronda entre 50.000 y 60.000 bolívares por kilo, siendo este una de las frutas más compradas por los usuarios en los abastos o puestos de frutería.

Entre los considerados como “inalcanzables”, están las manzanas y las peras que se encuentran desaparecidas de las fruterías, supermercados y comercios en general debido a su alto costo.

La ama de casa Francisca Blanco dijo que el salario no le alcanza, los precios son muy elevados y cambiantes, “solo compro piña, cambur y patilla cuando es necesario”.

Mencionó que en este rubro invierte aproximadamente 500.000 bolívares, “y lo que llevo para la casa no rinde para una quincena”.

Al respecto, David Sánchez agregó que trata de comprar cambur, mango y guanábana una vez por semana, y en ello gasta más de 300.000 bolívares. “La situación está tan complicada que en la mañana encuentras un precio y en la tarde lo aumentan”, afirmó. A su juicio, los precios son “exagerados e inasequibles”.

María José León agregó que acostumbra a comprar melón, cambur, parchita y guayaba para la alimentación de sus niños y la familia en general. “Dependiendo del presupuesto, se hace la compra dos veces por semana”, dijo.

La venta de frutas y verduras “de segunda” está calando entre los compradores debido a que su valor es inferior.

Con esta nueva modalidad, los comerciantes aseguran la venta de las mercancías que no “salen” y los consumidores reducen un poco los gastos.

 

 


Foto/ Luymar Mota

Etiquetas: , ,