Lo último

Nutricionistas explican todo sobre las dietas líquidas

mayo 10, 2018

Jacqueline Finol

Redactado por: Cortesía

Quien la realice debe estar consciente de que en sus desayunos, almuerzos y cenas, sólo deben consumir sopas, jugos naturales, tés, infusiones y agua.


 

Existe el precepto de que el agua no engorda, por eso hay quienes se inclinan a realizar dietas basadas en la ingesta sólo de líquidos, bien sea para limpiar el organismo o para bajar de peso. En las llamadas dietas líquidas, como su nombre lo indica, se ingieren sólo sustancias líquidas o aquellas que se convierten en agua al estar en contacto con la temperatura del ambiente como los helados, gelatinas, entre otros.

“Por lo general, las personas suelen aplicar este régimen para depurar o desintoxicar el organismo que ha sido sobresaturado de alimentos pesados”, explicó la nutricionista María Eugenia Conde.

 

La eliminación de los alimentos sólidos durante períodos de tiempo determinado, con un seguimiento clínico riguroso son la clave para que surta efecto y no se corra el riesgo de padecer algún trastorno alimenticio.

 

“Todo dependerá de la disposición y las condiciones físicas que presente el paciente. Debe haber una planificación alimenticia gradual en la que se disminuyen progresivamente los sólidos. Con ésto se prepara al estómago para que asimile la ingesta de líquidos”, explicó Conde.

 

Aunque pareciera que el objetivo de su aplicación se basara en la disminución de peso, no es así. Los especialistas en nutrición se inclinan a esta tendencia porque representa una forma de desintoxicar el organismo.

 

Carmen Áñez, presidenta de la Sociedad Española de Nutrición Básica, señala que: “Es falsa la creencia generalizada de que el agua tiene efectos adelgazantes. Ésta ni aporta calorías, ni deja de aportarlas. Sólo hidrata”.

 

Por ello, su duración no debe ser tan extensa. Generalmente la dieta líquida se recomienda por un máximo de cinco días, para que luego, de forma progresiva, se añadan los nutrientes.

 

“Hay que tener claro que no debe ser generalizada, ni mucho menos automedicada. Se debe consultar a un experto en salud o nutrición”, señaló la nutricionista Marina Ramírez.

 

En cuanto a su efectividad, existen mitos, pues aunque producen una pérdida de peso rápida, los kilos se recuperan de nuevo en corto tiempo. “Esto se debe a que si una persona consume menos calorías de las que acostumbraba, lo más probable es que a la siguiente semana consuma más. Y en lugar de bajar kilos, probablemente, gane unos cuantos de más”, agregó Conde.

 

La persona dispuesta a realizar esta dieta debe comprender que, sin supervisión médica, no debe comenzar un régimen tan estricto. “En casa se puede realizar durante tres días, siempre y cuando se esté completamente sano”, agregó Conde.

 

La administradora Mariela López realizó esta dieta. “Estuve durante tres días comiendo sopas, jugos naturales y agua. Lo hice bajo supervisión médica y fue efectiva. La hice, porque necesitaba depurar mi organismo”.

 

Los líquidos son indispensables para el normal funcionamiento del organismo, por ello nunca deben excluirse de ningún plan dietético.

 

Está comprobado que una persona puede sobrevivir más de tres días sin comer, pero nunca más de tres días sin beber agua, de allí la importancia de hidratar el cuerpo.

 

 

Etiquetas: , ,

Jacqueline Finol

El periodismo es ver pasar la historia con boleto de primera fila