Lo último

10 intimidades sobre la vida y muerte de Bob Marley

mayo 11, 2018

Anailys Vargas

Redactado por: Cortesía De10.mx

Marley es la figura más importante en tres rubros: la religión rastafari, de Jamaica y del reggae. 


1- Su poder de leer las manos

Cuando era niño, Marley era capaz de leer la mano de las personas. La gente de su barrio en Nine Miles creía que tenía poderes psíquicos, pues siempre acertaba en sus predicciones, aun cuando no conociera la vida de sus vecinos. Dejó de hacerlo a los siete años y jamás se supo si su poder era real.

2- Patois

Una parte de las canciones de Marley están escritas en el idioma Patois (Patuá), una lemgua criolla jamaiquina que surgió del pidgin del inglés y el africano, con influencia del francés y el español. La lengua provienen de los tiempos de esclavitud, un tema que apasionaba al cantante y para el que pedía justicia.

3- Un asesinato fraguado por la CIA

Hay versiones no confirmadas que señalan que el músico fue “asesinado” por la CIA, quien se había tomado muy en serio sus canciones y quería que dejara de pedir justicia y revolución para su pueblo. Se cree que el intento de asesinato que sufrió el 3 de diciembre de 1976 fue orquestado por la persecución de la que era víctima desde el inicio de su carrera.

4- 3 de diciembre de 1976

Faltaban dos días para el concierto Smile Jamaica y faltaban unas semanas para las elecciones presidencial en el país cuando la violencia llegó a la casa de Marley en Island House. Siete hombres entraron a la casa y dispararon 83 balas, una hirió a Rita, su esposa, en la cabeza, cinco se impactaron en el mánager Don Taylor y una se cruzó con Marley. No hubo muertos, pero el atentado provocó que el artista dejara su pueblo, argumentando que nadie estaba a salvo ahí. Se cree que la CIA ordenó la muerte porque Marley simpatizaba con el Partido Nacional del Pueblo (PNP) y Estados Unidos no quería una república comunista en el caribe.

5- El médico nazi

Cuando Marley enfermó su esposa Rita lo convenció de atenderse con el Dr. Josef Issels, un médico nazi colega de Joseg Melenge, oficial de Auschwitz. Durante varios meses el cantante se atendió con el doctor, que buscaba un tratamiento para su cáncer, pero este tiempo fue una verdadera tortura para el músico, hasta que finalmente se hizo a la idea de que iba a morir y se retiró del “tratamiento”.

6- Un hombre de muchas mujeres

Marley se casó con Rita cuando aún no era famoso, la pobreza que experimentaron fue tanta que él sólo tenía un par de calzoncillos que su esposa tenía que lavar cada noche, pero cuando comenzó a ser famoso se mudó a una residencia en Kingston, donde vivió con otras mujeres, todas eran sus amantes. Rita se ocupaba de los niños que ellos procreaban. Hay versiones que afirman que Bob abusaba sexualmente de su esposa por la idea que tenia de que ella era de su propiedad.

7- Ser rastafari

Marley es el máximo exponente del reggae, pero también de la religión rastafari, ¿qué implica ser parte de ésta? Los rastafari promueven la supremacía negra, las raíces africanas y los seguidores se identifican por sus dreadlocks o rastas, además del uso sacramental de la marihuana. Marley fue el primer artista en aceptar públicamente que pertenecía a este culto y ayudó a que el movimiento no fuera perseguido y se reconociera como una religión en su país.

Pero la cultura rastafari tiene muchos aristas, para empezar creen en el ras o príncipe Tafari Makonnen, nombre de Haile Selassie I, antes de proclamarle emperador de Etiopía en 1930, un dios y la máxima encarnación de poder en la religión. Los rastafaris creen que África es la tierra prometida y usan la marihuana como una forma para llegar a la meditación y una relación cercana con su espíritu, pues creen que es una planta sanadora. La droga les permite estar en un permanente pacifismo y armonía.

8- ¿Por qué no atendió el cáncer que lo atacaba?

En realidad sí lo hizo, el problema fue que la enfermedad que lo atacaba necesita un tratamiento radical y Marley decidió experimentar. El 28 de junio del 78, Marley organizó un partido de futbol como hacía en cada país que visitaba. Había integrantes de su grupo, periodistas y él mismo. Marley se lesionó en un dedo del pie, el gordo, perdió la uña y sufría terribles dolores, algo estaba mal. Fue al médico y le detectaron un melanoma maligno, debía amputar el dedo y el nivel de supervivencia era muy bueno, pero había un problema, los rastafaris o pueden quitarse, por mínima que ésta sea, alguna parte del cuerpo. Tres años después, el cáncer ya se había expandido al cerebro, los pulmones, el hígado y el estómago.

9- La muerte como un problema

Bob Marley no dejó testamento, pues se negaba a realizarlo porque los rastafari creen que esto significa firmar su propia muerte. Así que dejó a su viuda, Rita, más de otras ocho mujeres con las que convivió, su madre y 13 hijos sin protección legal. Estos problemas jamás se arreglaron, incluso provocaron que la cinta que estaba buscando dirigir Martin Scorsese sobre la vida del cantante, se cancelara, es decir, ¿a quién le correspondían los derechos sobre las regalías?

10- Con Jah hasta el final

Marley fue enterrado con su guitarra Les Paul dorada, la preferida, un balón de futbol, brotes de cannabis, un anillo que le dio el hijo de Selassie, también conocido como Jah, y una Biblia. Esperaba, como esperan todos los rastafaris, volver a la tierra prometida en África. Fue enterrado en Nine Miles en su isla, pero Rita siempre ha pensado que a Marley le habría gustado regresar a Etiopía, por eso, cuando murió faltó a uno de los principios de su religión, le quitó unos dreadlocks a Bob y los dejó en aquel país. La viuda intentó hace unos años llevar el cadáver a Addis Abeba, pero el gobierno de Jamaica lo prohibió.

 

 


Foto/ Cortesía

Etiquetas: , ,