Lo último

SUCESOS

Soldado se suicidó mientras resguardaba planta desalinizadora de Los Taques

mayo 15, 2018

Irene Revilla

Redactado por: Irene Revilla

El joven quedó con el fusil entre las piernas, se presume que se lo colocó debajo de la barbilla.


Justo al mediodía de este lunes, cuando apenas era su inicio de guardia un soldado perteneciente a la Base Naval Mariscal Juan Crisóstomo Falcón perdió la vida al dispararse con el fusil de reglamento en la cabeza.

El estruendo alertó a los que acompañaban su guardia en la planta desalinizadora ubicada en Villa Marina, municipio Los Taques de que algo sucedió y al ir al sitio a verificar estaba el cuerpo de Víctor Alexander Ruiz Villanueva, de 20 años, quien había recibido la guardia junto a su equipo el lunes a primera hora.

Aunque la planta tiene sus propios guachimanes, desde el robo multimillonario de un material de cobre que se ejecutó en septiembre de 2017, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana habría sumado esfuerzos para proteger el bien del Estado.

Todos los meses son rotados los funcionarios, Víctor Alexander solo tenía como un mes en el recinto.

Aunque sus compañeros de trabajo llamaron al 911 y acudió una ambulancia de Protección Civil Los Taques, ya no había nada que hacer, Víctor había fallecido y entre sus piernas reposaba el fusil, por lo que se presume que se disparó debajo de la barbilla sosteniendo el armamento con las piernas.

A la planta en construcción acudió la Dirección General de Contrainteligencia Militar, funcionarios del Destacamento de Seguridad Urbana Falcón, Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, el Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forense y representación de la base naval quienes impidieron la labor de la prensa.

Se supo que sus familiares son oriundos de Curimagua de la sierra falconiana y están establecidos en Coro. Su hermano también presta servicios en la base naval en Punto Fijo y fue el primero de la familia en recibir la trágica noticia.

 


Foto/ Yohan Gómez

Etiquetas: , ,

Irene Revilla

Amo el chocolate