Lo último

Estos emprendedores hacen del reciclaje un negocio rentable (+video y fotos)

mayo 17, 2018

Helibet Talavera

Redactado por: Helibet Talavera

Cuando hablamos de reciclar hacemos referencia a la reutilización de un objeto usado, este mismo puede ser llevado a un proceso de renovación hasta convertirse en otro que nos pueda servir para distintas cosas en lugar de ser desechado. Los expertos afirman que casi todos los elementos que nos rodean pueden ser reutilizados en recursos  muy valiosos, además de evitar la contaminación del medio ambiente.


En la actualidad, la compra de segunda mano o la reparación están siendo una salida ventajosa para el usuario y gracias a ello surgen nuevos emprendedores que han encontrado en el reciclaje el mejor negocio para ellos y para el el medio ambiente. A diario vemos cómo personas se adentran a esta temática: reciclaje de envases de vidrio/plástico, tiendas de segunda mano, reciclaje bolsas plásticas y pare de contar.

Y es que una de las formas para seguir llevando lo último sin gastar dinero es rescatar cualquier atuendo o elemento que se tiene olvidado o que ya no se le da demasiado uso y actualizarlo, con lo cual al reciclar se le da una segunda oportunidad a la ropa o accesorios añadiendo un toque personal. Está ha sido una opción que han implementado los hermanos Arteaga: Andrea, Jesús y María.

Lo que iniciaron estos  tres hermanos como un hobby, hoy lo han convertido en un negocio familiar que sirve para cubrir los gastos que generan sus estudios. Cada uno se encarga del diseño de verdaderas obras de arte con material reciclado, ya sean bolsos perfectamente confeccionados con material recuperados de otras prendas o complementos realizados con los objetos reciclados más sorprendentes (zarcillos, anillos, cintillos hechos con empaques de chucherías, pulseras fabricadas con cordones viejos, etc.)

Andrea, la hermana mayor, realiza  bolsos con ropa usada. Jesús, el hermano del medio, realiza pulseras con cordones viejos: una idea ingeniosa que por su sencillez y finura es ideal para regalar a un chico o chica. María, la hermana menor, aprovecha los envoltorios de alimentos para la confección de nuevos elementos, que van desde zarcillos hasta carteras, que por una parte ayuda a la conservación del ambiente, y por otra, encuentra en estos desechos una buena materia prima y de bajo costo.

La idea es convertir este negocio una pasión, a la vez que se aprovecha material reciclado.

El objetivo es seguir implementando la conciencia que a través del reciclaje se pueden crear nuevos productos y que de algo que normalmente se tira a la basura puede salir un objeto de gran valor.

Los hermanos Arteaga desde su casa en la calle Unión en Coro nos recuerdan que antes de tirar algo todavía puede tener otros usos, para nosotros o para otras personas.

Recicla, reutiliza, dona, regala, aprovecha, restaura… existen muchas opciones antes de botar a la basura algo que pueda generar valor. 

Cintillo con empaque de Harina Pan.

Zarcillos elaborados con empaques de chucherias

Creaciones de Andrea, Jesús y María Arteaga

 


Fotos y video: Gregorio González

Etiquetas: , ,