Lo último

FALCÓN

Lidotel Paraguaná se lanzó al mundo del reciclaje (+fotos y video)

mayo 17, 2018

Irene Revilla

Redactado por: Irene Revilla

El ingenio y la creatividad llevaron al gerente a unir los corazones de los trabajadores que trabajan por un solo objetivo convirtiéndose en una familia fuerte.


Las ganas de ayudar al prójimo y los sueños de transformar los desechos en algo beneficioso para todos los trabajadores llevó a Jorge Perozo, gerente general de Lidotel Paraguaná a crear varios proyectos con el apoyo de sus trabajadores.

Estas ideas nacieron en noviembre de 2012 cuando se dieron cuenta que el hotel necesitaba un sitio para que sus trabajadores fueran atendidos en casos de emergencia. Fue entonces cuando el departamento de ingeniería creó una camilla con su banquito con pedazos de tubos de metal que estaban olvidados y un sostenedor de soluciones usando una silla de oficina dañada y un tubo de coleto de metal.

Fue entonces que de esta manera nace el reciclaje bajo las filas de los trabajadores de Lidotel, esta fue la primera idea que floreció, pero el año siguiente nació “Lido Hogar”, luego de que Jorge Perozo, gerente general de Lidotel, se percatara de había trabajadores con necesidades que quizás podían ser asumidas por objetos que tienen en la casa y no las usan.

Los trabajadores fueron llevando todo lo que ya no usaban y estaba en buenas condiciones para hacer intercambios con los compañeros de trabajo, también para llevarle incluso a sus vecinos.

Poco a poco fueron conociendo las necesidades de todos y así fueron ayudándose unos a otros, es lo que queremos sembrar y es una parte de lo que nos deja el reciclaje. Se intercambiaron ropa, zapatos y juguetes y aprendieron que esta es nuestra empresa, pero también es nuestro hogar.

Desde entonces es una práctica que se hace todos los años en noviembre para ayudarse entre los compañeros de trabajo, fomentar la unión, el respeto y el reciclaje. “Es importante fomentar la cultura por ayudar a los demás ya que de ello podemos lograr grandes cosas”.

Al percatarse de que el hotel generaba mucho desecho, en cuanto a plástico, latas y vidrio, surgió la idea de ubicar un espacio para almacenarlas y posteriormente venderlos para invertir ese dinero en bienes para todos los trabajadores.

Se crearon espacios para fomentar el reciclaje./ FOTO: Yohan Gomez

Primeramente fueron a conocer una empresa que labora en Tiguadare donde se compacta este tipo de material y al quedar en acuerdo para venderle los desechos, se adecuó el espacio en la parte baja del hotel para que todos los trabajadores fueran entregando los desechos que fuesen encontrando en las habitaciones.

Mensualmente ese material es vendido a la empresa que lo compacta y con el dinero obtenido se compran alimentos y se hacen combos para los empleados, afín de que todos sean beneficiados. A este proyecto del reciclaje se ha sumado la cocina, ahora también venden el aceite quemado que comprado por empresas para hacer jabones y velas.

Todos los trabajadores participan en la recolecciòn, mientras más se recoge, más se puede vender./ FOTO: Yohan Gomez

Perozo comentó que Lidotel fue el pionero en estas ideas que se han llevado a los siete hoteles que forman parte de la cadena hotelera con el fin de reciclar y unir los ambientes laborales para ser una familia. “El reciclaje es una manera de darle la mano a la gente para que jamás te olviden”.

Jorge Perozo es el creador de estas estrategias que ademas de cuidar el ambiente contribuyen a la construcción de un ambiente laboral sano.


Fotos/Yohan Gómez

Etiquetas: , ,

Irene Revilla

Amo el chocolate