Lo último

OPINIóN

¿Quién dirige el oposicionismo? II

junio 5, 2018

Redactado por: Hugo Cabezas

El mismo discurso. Por eso los venezolanos y venezolanas no les cree. Llamar dictadura a un sistema político en el cual se puede decir lo que se quiere con la mayor libertad es, por decir lo menos, una falacia.


Con fecha del 30 de abril del presente año publicamos, en este mismo diario, un artículo con este mismo título.

Dijimos en esa oportunidad que nada conspiraba más contra el éxito en la política que carecer de una dirección definida.

Los medios de comunicación de estos días han reseñado que el oposicionismo se ha reagrupado en dos bandos.

De un lado la banda de la MUD, que pretende rehacer la “goleta” con los pedazos de madera y los clavos torcidos que ha podido recoger de su naufragio.

Que de una veintena de partidos se ha reducido a seis: Acción Democrática, Primero Justicia, Voluntad Popular, Un Nuevo Tiempo, Movimiento Progresista de Venezuela, La Causa R.

Estos restos de la MUD anunciaron el 30 de mayo pasado le anunciaron al país que, “no se puede adelantar la estrategia ante un régimen dictatorial”. Según dijo, Simón Calzadilla, su nuevo vocero, ante la negativa de Ramón Guillermo Aveledo de reasumir la conducción de ese esperpento.

El mismo discurso. Por eso los venezolanos y venezolanas no les cree. Llamar dictadura a un sistema político en el cual se puede decir lo que se quiere con la mayor libertad es, por decir lo menos, una falacia.

“No hay peor ciego que el que no quiere ver”, reza el dicho popular. Y esos seis “jinetes del apocalipsis”, pretenden que navegando en esa vieja y destartalada “goleta” que llaman la nueva MUD podrán surcar los mares de la política nacional con éxito.

Su nuevo vocero ha dicho que están “intentando resolver y en eso ya estamos bastante avanzados, es tener una estrategia común donde se sume toda la sociedad venezolana en activismo organizado, coherente y disciplinado para tener la eficacia y producir el cambio”.

Y luego afirmó que: “Si logramos una estrategia que podamos fortalecerlas con todos los factores, ya es un paso gigante. Nuestra debilidad hace tres semanas era tener estrategias contradictorias. Hoy nos estamos acercando más en las visiones y estamos coincidiendo en las estrategias”.

Quien les puede creer. Estrategia tienen: la violencia, el terrorismo, el golpismo, el desconocimiento de la gobernabilidad democrática, el odio, el entreguismo a los más oscuros intereses de la derecha internacional.

Bien saben que no pueden dar un paso sin que sus mentores: el gobierno estadounidense, la Unión Europea, el mal llamado grupo de Lima, y los nefastos Luis Almagro y Marco Rubio les dicten las ordenes.

Los “capitanes” de esa destartalada nave ni siquiera podrán remar acompasadamente. Son dirigentes sin dirigidos. Perdieron toda credibilidad.

El otro “tolete” del oposicionismo, según anunció Luis Augusto Romero, secretario general del partido Avanzada Progresista (AP), está conformado por quienes apoyaron la candidatura presidencial de Henry falcón, A saber: Copei, el Movimiento al Socialismo (MAS), Avanzada Progresista, Movimiento Ecológico de Venezuela, Movimiento Soluciones, Movimiento Juntos, Movimiento Cambiemos, Partido Independientes por la Comunidad Nacional, Movimiento De Frente con Venezuela y Bandera Roja.

Su objetivo fundamental, según ha dicho el precitado vocero, es “la construcción de una alternativa democrática frente al modelo que ejerce el presidente Nicolás Maduro”.

En tal sentido afirman que Venezuela “reclama la unificación del liderazgo democrático en un planteamiento que tenga que ver con las reivindicaciones de las mayorías, con el trabajo cotidiano en los barrios, urbanizaciones, pueblos y caseríos de todo el país”.

Podemos decir que saludamos el surgimiento de esta nueva agrupación. Nuestra condición de demócratas verdaderos nos permite afirmar que no vemos el ejercicio de la política en términos antagónicos. No muy por el contrario. Vemos al oposicionismo como nuestros contrarios pero no como enemigos.

Mayores demostraciones de tolerancia, como las que ha dado el gobierno bolivariano en estos diecinueve años de revolución, usted no encontrará en ningún otro país. Lo cual nos da autoridad moral y política para decirle, a esta nueva agrupación del oposicionismo, que podemos convivir siempre y cuando el respeto a la Constitución Bolivariana guíe su accionar.

Venezuela es de todos.

 

 

 


Foto/ Cortesía

Etiquetas: , ,