Lo último

FALCÓN

Ni para cocinar tienen agua en el centro de Punto Fijo

junio 24, 2018

Irene Revilla

Por todas las calles de la ciudad se observan personas con carruchas, coches y carritos improvisados con bidones y potes de todos los tamaños para buscar agua en las tomas clandestinas que están  alejadas de la comunidad.


Un mes sin agua cumplieron los habitantes del Centro de Punto Fijo a quienes les cobran dos millones de bolívares en efectivo si desean comprar un tanque de agua de 1.000 litros a los camiones cisternas.

La situación se ha vuelto tan crítica que los vecinos ya no tienen agua ni para cocinar. Maritza Rodríguez, habitante de la calle Uruguay de Punto Fijo, refirió que ni siquiera los cisternas quieren pasar.

Vivimos de poquito en poquito, el que compra agua le da un valdecito a uno, o mi hermana me trae de su casa y solo la usamos para tomar. Hoy no voy a cocinar porque no tengo agua”.

Arquímedes Robles también viene en la calle Uruguay, afirma que “están de arrastra”, pasando mucho trabajo y “con todo en la casa sucio porque no hay agua”.

Le pedimos a Hidrofalcón que haga algo, ya está bueno, así no se puede vivir, uno tiene que hasta reusar la ropa todo lo que se pueda por el mismo problema.

Resaltó que quienes más sufren son los niños y los ancianos, no se les puede dar comida bien preparada o bañarse constantemente. “De paso ya ni el agua de botellón se consigue y cuando uno la consigue hay que pagar 40.000 bolívares en efectivo”, resaltó.

 

Por todas las calles de la ciudad se observan personas con carruchas, coches y carritos improvisados con bidones y potes de todos los tamaños para buscar agua en las tomas clandestinas que están  alejadas de la comunidad.

 

Gladys Perozo, habitante de la calle Progreso de Punto Fijo, denunció los altos precios a los que ofrecen los camiones cisternas, pues cree que es un abuso ya que cada camionero quiere cobrar a su preferencia: “No podemos tolerar que la gente ponga el precio que le parezca, debe haber un acuerdo entre el gobierno regional y los vecinos”.

 

Por otro lado hizo un llamado a atender las solicitudes que hacen los vecinos, ya que no ven avances en nada de las solicitudes que se han hecho. “Seguimos sin agua, con la luz como un arbolito y las calles sucias, ya es hora de que asuman sus responsabilidades”.


Fotos/Yohan Gómez

Etiquetas: , ,

Irene Revilla

Amo el chocolate