Lo último

DEPORTES

Lo que inhalaron los rusos para enfrentar a España y Croacia

julio 9, 2018

Gerardo Morón Sánchez

Redactado por: LA VOZ DE GALICIA

Primero sucedió ante España en el Luzhniki pero no fue hasta después del duelo con Croacia en Sochi cuando, a nivel mundial, se empezó a hablar del extraño uso de de la sustancia por parte de Rusia.


«Se trata de un simple amoníaco con el que se impregnan trozos de algodón y después se inhala. Esto lo hacen miles de deportistas para animarse. Se utiliza desde hace décadas. El amoníaco no sólo se usa en el deporte, sino en la vida cotidiana de la gente cuando alguien pierde el conocimiento o se siente débil. Simplemente por el fuerte olor que desprende.

Primero fue el diario alemán ‘Süddeutsche Zeitung’ el que informó de que un portavoz autorizado de la Federación Rusa (RFU) había confirmado que futbolistas del equipo de Cherchesov habían inhalado amoníaco, depositado en algodón, para sentirse «mejor» durante los partidos del Mundial.

«Lo usaron, igual que toman agua cuando tienen sed o usan champú cuando se duchan», detalló la selección rusa con naturalidad. Según expertos consultados por dicho medio, el amoníaco mejoraría el riego sanguíneo, la capacidad pulmonar, porque funciona como estimulante a corto plazo y mejora la concentración. Eso sí, no es una sustancia que esté tipificada como prohibida por el reglamento antidopaje de la FIFA.

Todo esto sucedió antes del partido ante La Roja, eliminada por el cuadro anfitrión en la tanda de penaltis después de acabar el partido de Moscú en empate (1-1) tras 120 minutos de posesión estéril por parte de los españoles. España, incapaz y en un proceso de cambio tras la salida de Julen Lopetegui por Fernando Hierro, no quiso incidir en ello ni tampoco en las protestas arbitrales.

Así, no fue hasta el pasado fin de semana, debido a los cuartos de final entre Rusia y Croacia jugados el sábado en Sochi, cuando volvió a tomar vuelo el tema. Esta vez fue el diario ‘Bild’ el que informó de que antes de que los futbolistas locales saltaran al campo contra los croatas se pudo observar cómo varios de ellos se restregaban la nariz con el citado amoníaco. Esa práctica no es habitual en la Federación Alemana de Fútbol (DFB) ni en ninguna otra de las selecciones europeas de primer nivel.

Esa publicación, junto a los sorprendentes datos de rendimiento físico de los rusos ante croatas y españoles, hizo acrecentar todo tipo de comentarios, por lo que el médico de la selección exsoviética, Eduard Bezuglov, se vio obligado a dar explicaciones a los medios para negar que los futbolistas se doparan antes de los octavos de final contra España y los cuartos ante Croacia.

«Se trata de un simple amoníaco con el que se impregnan trozos de algodón y después se inhala. Esto lo hacen miles de deportistas para animarse. Se utiliza desde hace décadas. El amoníaco no sólo se usa en el deporte, sino en la vida cotidiana de la gente cuando alguien pierde el conocimiento o se siente débil. Simplemente por el fuerte olor que desprende. Se puede ir a cualquier farmacia, comprar algodón y amoníaco. Esto no tiene ninguna relación con el dopaje», explicó.

En el informe McLaren los medios alemanes recuerdan que el fútbol ruso ha estado en otras ocasiones bajo la lupa del dopaje, ya que en 2016 la FIFA abrió una investigación por una trama en la que estarían implicados once jugadores citados por el informe McLaren de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), entre los que estaría el central del Rubin Kazán, Ruslan Kambólov, que fue convocado para el Mundial, pero fue reemplazado por una lesión muscular en la concentración de la selección a escasas semanas del partido inaugural por el veterano Serguéi Ignashévich, que acaba de anunciar su retirada internacional.

El caso de dopaje contra Kambólov fue cerrado por falta de pruebas, según sus abogados. Además, también salió a colación una información relacionada con Denis Cheryshev, que habría sido tratado de una lesión con inyecciones, extremo confirmado por ‘The Sunday Telegraph’, pero que según explicó la RFU no fue con hormona del crecimiento por error, como dijo en julio de 2017 Dmitri Cheryshev, padre del futbolista.

El propio Cheryshev, antes del partido contra España, negó tal extremo. «Es mentira. Nunca he usado ningún tipo de dopaje, ni siquiera me lo planteo. No hay que seguir dándole bola a esta cuestión», dijo el futbolista del Villarreal antes del duelo ante España. Hay que recordar que según la FIFA se han realizado 2.700 test por sorpresa desde el 1 de enero hasta un día antes de la competición (a España ya la visitaron en Las Rozas) y ninguno fue positivo.

Fotos/AP

Etiquetas: , , ,

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, especializado en la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".