Lo último

SUCESOS

Los siete sacerdotes asesinados en 12 años en Venezuela

julio 10, 2018

Gerardo Morón Sánchez

Con el de Irailuis José García Escobar, de 38 años, cometido la tarde de este lunes al Oeste de Barquisimeto, estado Lara, suman siete los sacerdotes asesinados en Venezuela en los últimos doce años. Es el segundo en Lara en 5 años, 4 meses y 21 días, y primero en el que uno de los presuntos homicidas, cae abatido.


El barrio Santa Isabel, al Oeste de Barquisimeto, y en la parroquia más grande de Latinoamérica, Juan de Villegas, ocurrió el asesinato del sacerdote Irailuis José García Escobar, de 38 años, crimen que tiene consternados a los barquisimetanos que en febrero del 2013 también experimentaron una conmoción similar por el asesinato de otro sacerdote en la avenida Ribereña, cruce hacia la avenida Uruguay: el de José Ramón Mendoza Vásquez de 45 años, párroco de la Capilla San Juan Bautista.

Una muerte tras otra

Fue a las tres y media de la tarde cuando Rodríguez Ramírez, alias “el Mudito” y otro delincuente, abordaron al sacerdote justo después que este guardara la Toyota Terios. Aunque la versión inicial sostiene que el sacerdote Irailuis José se resistió al robo de la camioneta, organismos de seguridad investigan una versión surgida entre los habitantes y dada a conocer a algunos periodistas que indagan el caso, acerca de una posible delación del sacerdote, quien habría dado pistas a efectivos del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (CONAS) acerca del paradero del vehículo robado. De ser cierta esta versión, sería una venganza, aunque ello hubiese supuesto varios disparos y no uno, en la escapular, recibido por el prelado.

Uno de los enterados de esta versión, es el periodista Carlos Iván Suárez, quien sobre el crimen, dijo que se cometió en la curia, delante de los monaguillos y la secretaria. Antes de disparar, el victimaria le explicaba al padre, porqué lo hacía.

Irailuis García, ultimado. (Foto/Cortesía)

El presunto asesino ya sabía lo que era matar

Rainer José Rodríguez Ramírez esperaba una muerte así, violenta, por quitarle la vida al sacerdote del sacerdote Irailuis José García Escobar, su segundo crimen a cuestas; y sobre todo por querer asesinar al detective Luis Alexander Machado Prado, de la subdelegación Barquisimeto, a quien logró herir con un disparo rasante en la frente, minutos después del crimen del sacerdote.

Registros judiciales y policiales revelan que estuvo incurso en un asesinato durante la comisión de un robo, hace dos años, cuando era adolescente. El residente del barrio Las Tinajitas cometió el crimen al momento de robarle un anillo, pero al ser juzgado como menor, salió pronto en libertad. El crimen fue en el año 2014, según el Juzgado Primero de Control, Sección Responsabilidad Penal del Adolescente que con el tiempo libraría una orden de captura por incumplimiento de la libertad condicional.

“El Mudito” operaba en la zona

El domingo 7 de noviembre del 2016, Rainer, para entonces de 18 años, fue detenido por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) en la carrera 1 con calle 27 de la Zona Industrial I de Barquisimeto, donde tras someter al vigilante, pretendía cometer un asalto junto a integrantes de su banda. Sus cómplices escaparon, indicó para entonces el jefe de la subdelegación Barquisimeto, Ilich Estévez.

Ultimó al sacerdote y cayó abatido a menos de cinco cuadras

La tarde de este lunes 9 de julio, Rainer José Rodríguez Ramírez, le quitó la vida al sacer

Rainer Rodríguez tenía prontuario por homicidio. (CICPC)

dote Irailuis en la carrera 2 con calle 2 del barrio Santa Isabel, un crimen que estuviese impune o en proceso de investigación de los autores, de no ser porque, los mismos disparos que le segaron la vida al prelado, alertaron a los funcionarios del CICPC que pasaban por el sector Santa Isabel, quienes iniciaron la persecución de los homicidas, en tanto el párroco era trasladado al Hospital de los Seguros Sociales “Pastor Oropeza”, donde ingresó sin signos vitales.

Con el mismo revolver Smith and Wesson, serial 203794 y serial de tambor 89868 con el que presuntamente asesinó al sacerdote con un tiro en la región escapular izquierda, Rainer José hirió al detective del CICPC, antes de caer abatido en los predios de  un galpón ubicado en la carrera 4 entre calles 7 y 8 del barrio Santa Isabel, según el expediente K-18-0389-00464.

Séptimo sacerdote asesinado en el país en 12 años

Nacido el 14 de octubre de 1979, Irailuis José García Escobar se convirtió en el segundo sacerdote asesinado en Barquisimeto en menos de seis años y a una lista nacional, en el que figuran otros seis nombres, los dos últimos y en lo que ha sido el único caso de doble homicidio con sacerdotes, cometido por dos adolescentes el 16 de febrero del 2014 en el Colegio Dos Bosco de la ciudad de Valencia, estado Carabobo. Jesús Erasmo Plaza de 79 años y Luis Heriberto Sánchez de 84 años, murieron apuñalados a manos de dos asaltantes, el mayor de los cuales tenía 15 años de edad y fue detenido.

Jesús Erasmo Plaza y Luis Heriberto Sánchez, de 79 y 84 años, fueron asesinados a puñaladas el mismo día. (14-10-2014)

“Como hacia la media noche, se metieron a la residencia de los salesianos del Colegio Don Bosco de Valencia, dos atracadores quienes mataron a mansalva en sus habitaciones al padre Jesús Plaza y al hermano Luis Sánchez…” informó mediante comunicado el presbítero Luciano Stefani, sobre el  suceso ocurrido este sábado en la capital del estado Carabobo, que ha conmocionado a todo el país tanto por la condición de las víctimas como que los asesinos son dos adolescentes, uno de 13 años y otro de 15 años, quien ya fue detenido por el CICPC.

El sacerdote David Rafael Hernández, de 64 años, director de la institución educativa y quien resultó herido,  fue uno de los testigos claves con el que la Policía científica contó para resolver el caso ocurrido en la calle Colombia, cruce con Anzoátegui del casco central de Valencia. El otro testigo fue el padre José Luis Salazar, a quien los implicados dejaron amarrado y que tras el doble crimen, procedieron a computadoras, celulares y vasos consagrados.

“Ya fue capturado uno de los dos implicados, lo tenemos identificado, es un menor de edad, ellos no tuvieron que entrar, estaban dentro del colegio cuando ocurrió el homicidio, lo hicieron con armas blancas” informó el entonces ministro de Interior, Justicia y Paz, mayor general Miguel Rodríguez Torres.

Antes de la detención de uno de los asesinos, el ministro de Interior, Justicia y Paz, manifestó que existían hechos extraños en el suceso que culminó con dos muertos. Entre las cosas extrañas a las que hace referencia Miguel Rodríguez Torres, estaba que ninguna de las puertas del colegio “de difícil acceso” fueron violentadas. Sin embargo, el vocero del colegio, Nelson Peña, en declaraciones a medios de la región indicó que los delincuentes “brincaron la barda del colegio y asesinaron a los sacerdotes con armas blancas que tomaron de la misma cocina del colegio”.

Los crímenes de sacerdotes que conmocionaron al país

Jorge Piñango (+24-04-2006)

El subsecretario de la Conferencia Episcopal de Venezuela, Jorge  Lorenzo Piñango Mascareño, fue asesinado el 24 de abril del año 2006 dentro de la habitación 86 del Hotel Bruno ubicado en Caracas. El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) resolvió el caso y detuvo a Andrés José Rodríguez Rojas, quien el 27 de marzo del año 2007 fue condenado por el Tribunal Séptimo de Juicio del Área Metropolitana de Caracas, a  15 años de prisión y multa de 200 unidades tributarias. Le imputaron los delitos de homicidio calificado con alevosía, hurto de vehículo automotor y obtención de bienes o servicios mediante mecanismos informáticos, de acuerdo con la acusación presentada por los fiscales y ratificada en la audiencia preliminar celebrada el 30 de junio del 2006.

Pedro Orellana (+6-01-2008)

El presbítero Pedro Daniel Orellana Hidalgo de 49 años, sacerdote de la Arquidiócesis de Cumaná y Director de la Escuela de Administración de la Universidad Nacional Experimental de la Fuerza Armada, fue estrangulado el 6 de enero del 2008, en su residencia ubicada en la urbanización Manzanares de Caracas. El móvil del crimen fue el robo. Por el caso fueron condenados Gerardo José Navarro Marín, a 14 años de prisión y Tulio Efraín Pulido, a un año de prisión. Ambos admitieron hechos. Se les imputó coautoría en homicidio calificado en la ejecución de robo agravado, y a pulido, por  aprovechamiento de cosas provenientes del delito.  Se libraron órdenes de captura contra otros implicados, entre ellos el presunto autor material Odissey Caraballo, quien es sindicado de estrangular al padre y huir en compañía de Navarro en un Hyundai, Accent, propiedad de la víctima.

Esteban Wood White (+28-04-2010)

El 28 de abril del año 2010, Esteban Roberto Wood White, de 68 años de edad, oriundo de Vancouver, Washington, fue hallado muerto con varias heridas punzopenetrantes en su casa parroquial ubicada en Unare, de Puerto Ordaz.Había sido vicario de la parroquia Santa Cruz, en Brisas de Propatria; párroco de La Ascensión del Señor, en Cumbres de Curumo; capellán del Instituto Pedagógico de Caracas y director de la pastoral familiar en la diócesis de San Fernando de Apure, todo ellos en más de 23 años de trayectoria. Wood fue hallado muerto en el interior de la casa parroquial de Unare, Puerto Ordaz, con varias heridas punzopenetrantes, aunque  la autopsia determinó que antes, había sido estrangulado. El 8 de julio del 2011 sus asesinos fueron condenados a 11 años y tres meses de cárcel. En mayo de ese año, el CICPC detuvo a tres hombres presuntamente incursos en el hecho: Prieto, Zambrano y Maita, fueron detenidos luego que el Ministerio Público solicitara las órdenes de aprehensión ante el Tribunal 3° de Control de Puerto Ordaz, en virtud de la presunta vinculación con el hecho. El 8 de julio del 2011 sus asesinos fueron condenados a 11 años y tres meses de cárcel.

José Ramón Mendoza Vásquez (+17-02-2013)

El 17 de febrero del 2013, el presbítero José Ramón Mendoza Vásquez de 45 años, párroco de la Capilla San Juan Bautista de Barquisimeto, fue asesinado dentro de su carro en la avenida Ribereña con distribuidor El Turbio. El crimen lo cometieron delincuentes que salieron del monte para robarle el carro, mientras esperaba el cambio de luz del semáforo. El autor material, Enrique Humberto Colina Freitez, de 22 años, apodado “el Tico” fue detenido a los tres días por el CICPC en el estado Cojedes, junto a dos coautores, entre ellos un adolescente apodado “Mono Macuto” que se evadió del retén de El Manzano, en diciembre del 2016.

 

El presbítero José Mendoza fue asesinado la noche del 17 de abril del 2013 en la avenida Ribereña de Barquisimeto. (Foto/Cortesía El Informador)

Foto principal/Cortesía El Informador

Etiquetas: , , , ,

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, especializado en la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".