Asfalto, aseo y destape de cloacas piden en 28 de Julio

  • En Comunidad
  • Hora actualización: 07/08/2017 | 4:30 pm
  • Por Gerardo Morón Sánchez

Los habitantes pidieron al gobierno municipal y regional, así como a Hidrofalcón, ocuparse cuanto antes del tema de la vialidad, del bote de aguas, colapso de las cloacas, así como de normalizar el servicio de aseo urbano, pues aducen que el mismo pasa una vez al mes. 

Cuando anunciaron en la prensa el 4 de septiembre de 2008 sobre los trabajos de vialidad, cloacas, acueducto, aceras y brocales hechos en 97 direcciones distribuidas en 6 sectores de Coro, los habitantes del callejón Churuguara, entre avenida Sucre y Quebrada de Chávez, pegaron un grito al cielo. Aunque en la rendición de cuentas aparecía que la calle había sido asfaltada, los habitantes aseguraron y aún sostienen que fue una mentira. 

 
Han pasado nueve años de aquel reporte y desde entonces este tramo del sector 28 de Julio de Coro ha ido en franco deterioro, hasta el punto de que las troneras en esta calle y las transversales están anegadas de aguas blancas y negras debido a que las tuberías colapsaron hace años, dice Nervis Gómez, hija de Gregorio Gómez, quien como presidenta de la antigua Asociación de Vecinos, estuvo luchando por décadas por el asfaltado y reparación de los ductos de aguas servidas.

Puras promesas
Gregorio Gómez no ha abandonado de todo la lucha para que se mejore la vialidad de su sector, ahora es un habitante más, ya que los representantes del consejo comunal, como gobierno de calle, son quienes tienen que elevar la solicitud ante las autoridades municipales y regionales, gestión con la que están en mora. “Decían que iban a asfaltar desde la avenida Sucre hasta la calle Monagas, también el callejón Churuguara, pero eso quedó como promesas de campaña. Aquí hace más de 30 años que no echan asfalto”, refiere Nervis Gómez, quien junto a su papá, ha armado una hemeroteca con los recortes de notas de prensa, oficios y toda clase de escritos consignados ante las autoridades, quienes aún no se reivindican con los habitantes de este populoso sector.

Además de las calles intransitables por los huecos y grietas, está el tema del colapso de las aguas negras que han anegado no solo las calles, sino la quebrada Nieves María, que sumado a la basura, a veces regada por los perros y otras vertida por los mismos habitantes ante la falta del aseo urbano, representan un foco permanente de contaminación ambiental. 

“Aquí se mezclan las aguas blancas y negras, las calles se ponen full e intransitables al igual que la quebrada, que es un paso obligado de los que por aquí vivimos”, dijo la señora Yoleida Castillo, quien también se quejó de la fetidez que durante meses le ha impedido respirar aire puro. “Cuando arrecia el sol, eso se pone peor”, replica. Lo mismo opina Yusanty Rodríguez, quien reside en las laderas de la quebrada y dice que vive con permanentes ganas de vomitar, así como con afecciones respiratorias, en tanto que algunos conocidos han tenido dengue al ser picados por las nubes de zancudos.

Los habitantes pidieron al gobierno municipal y regional, así como a Hidrofalcón, ocuparse cuanto antes del tema de la vialidad, del bote de aguas, colapso de las cloacas, así como de normalizar el servicio de aseo urbano, pues aducen que el mismo pasa una vez al mes.  

NUESTRA PORTADA DE HOY

TEMAS

TAMBIÉN EN COMUNIDAD