Plan de Parto Humanizado en Venezuela respalda derecho a una maternidad feliz

  • En Comunidad
  • Hora actualización: 10/10/2017 | 8:30 pm
  • Por AVN

El Plan Nacional de Parto Humanizado activado por el presidente de la República, Nicolás Maduro, el 11 de julio de este año, tiene como objetivo proteger a las mujeres embarazadas durante todo el proceso de gestación, preparto, alumbramiento, postparto, lactancia y crianza respetuosa, con el propósito de respaldar el derecho humano a una maternidad segura y feliz.

El plan, coordinado por el Ministerio para la Mujer y la Igualdad de Género a través del Instituto Nacional de la Mujer (Inamujer), orienta la formación de 14.000 promotoras comunales en 31 espacios ubicados en los estados Aragua, Distrito Capital y Miranda.
Las promotoras tienen la responsabilidad de acompañar a las embarazadas y prever que tengan una sana alimentación con medicinas y vitaminas, exhaustiva asistencia médica y apoyar psicológica y espiritualmente a la madre en compañía de los especialistas médicos.
Para llevar a cabo estos procesos, el programa cuenta con casas de abrigo maternal y salas de preparto para el cuidado temprano de las mujeres gestantes, donde también trabajan junto a la Misión Niño Jesús y la Misión Hogares de la Patria.
La idea del programa es combinar todos los avances de la ciencia y los conocimientos ancestrales para atender a las mujeres en proceso de gestación, y al mismo tiempo proteger y garantizar el derecho a una vida libre de violencia obstétrica, así como el bienestar del recién nacido en el contacto piel a piel con su madre.
Esto se opone a la actual tendencia de dar como primera y, en algunos casos, única opción la técnica quirúrgica de cesárea, que implica más riesgos de mortalidad para la madre y el bebé.
La violencia obstétrica se define como la apropiación por parte del personal de salud del cuerpo y proceso reproductivo de la mujer, evidenciado en un trato deshumanizador, abuso de medicalización y patologización de los procesos naturales, lo que acarrea pérdida para la mujer de su autonomía y capacidad de decidir libremente sobre su cuerpo.
El plan también tiene el objetivo de fomentar la especialización de médicos integrales en el área de obstetricia, ginecología y neonatología, junto a la Universidad de las Ciencias de la Salud Hugo Chávez Frías.
Para los procesos de formación, el Gobierno Nacional destinó 12.090 millones de bolívares, en función de orientar a las 500.000 gestantes que en promedio surgen anualmente en el país.
Está previsto que el proceso de formación se extienda a los estados Lara, Portuguesa y Zulia, y de manera progresiva a las 1.044 Bases de Misiones Socialistas y Áreas de Salud Integral Comunitarias (Asic) que están en el territorio nacional.
La captación de las embarazadas es también parte del trabajo que realizan las promotoras, en conjunto con jóvenes integrantes del Movimiento Somos Venezuela. Además, quienes deseen integrarse al plan pueden llamar a la línea telefónica 0800 MUJERES (0800-6853737).
"El parto debe ser un proceso amoroso, seguro, digno, amable y en paz, porque ese es el primer acto de paz: nacer", ha expresado en referencia al parto humanizado la doctora Asia Villegas, coordinadora nacional del plan.

NUESTRA PORTADA DE HOY

TEMAS

TAMBIÉN EN COMUNIDAD