Evitaremos la institucionalización de la violación de los derechos

  • En Comunidad
  • Hora actualización: 12/01/2018 | 11:25 am
  • Por Alejandro Salas

Edisoie Sandoval, defensor del pueblo: Durante el año pasado, se registraron más de 300 denuncias de los usuarios exigiendo mejor prestación de servicio en el transporte y el caso de Gas Manaure, informó el defensor del pueblo en el salón de la Resistencia Indígena de este organismo.

El delegado de la Defensoría del Pueblo en el estado Falcón, Edisoie Sandoval, comenzó el año con una serie de propuestas que van orientadas a garantizar el respeto y evitar la arremetida constante de violación de los derechos colectivos y difusos de los ciudadanos.

El representante de esta instancia que se encarga de vigilar el correcto cumplimiento de las garantías, deberes y derechos ciudadanos aseguró que se debe abordar de forma inmediata varios aspectos, como son los servicios públicos, la alimentación y seguridad ciudadana.

En relación con los servicios públicos, citó el tema del transporte con el irrespeto a los precios legales establecidos en las tarifas del pasaje público. A eso se le añade la violación de los derechos de los adultos mayores y estudiantes que se niegan muchas veces a abordarlos.

Sabe que el 80% del transporte público está afectado por una realidad que —afirmó— entienden, como son los altos costos de las autopartes. A eso se le agrega las vías deterioradas que contribuyen inevitablemente al daño de las unidades de transporte.

Durante el año pasado, se registraron más de 300 denuncias de los usuarios exigiendo mejor prestación de servicio en el transporte y el caso de Gas Manaure, informó el defensor del pueblo en el salón de la Resistencia Indígena de este organismo.


Pilas con la compra de alimentos

Por otro lado, alertó el defensor del pueblo sobre el cuidado y la especial atención que debe haber con las ventas de alimentos, específicamente de la carne, al exponer un caso puntual de la compra, el pasado 10 de diciembre, de carne molida que al momento de prepararla en su contenido surgieron pequeños trozos de piedras y astillas de huesos, lo que hace presumir que el animal fue arrastrado por un espacio de tierra y no fue cortado con instrumentos adecuados, sino a machetazos, lo que pareciera ser un caso de abigeato, advirtió Edisoie Sandoval.
“Asumo la responsabilidad de lo que digo. No hay control sanitario. Están envenenando al pueblo. Hay que ponerle seriedad a esta situación”, enfatizó, al tiempo que dijo que su esposa y su hijo cayeron enfermos tras el consumo de este tipo de alimentos de dudosa procedencia que adquirió en el mercado viejo de Coro.

Aclaró que no todos los comerciantes están con este tipo de acciones de violación a los derechos del usuario y consumidor. Exigió a la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos, aun cuando sabe que no dispone de suficientes funcionarios, realizar el trabajo que le ordena la ley.

En dos años y seis meses que tiene frente a este organismo, ha visto cómo “se institucionaliza la violación de los derechos”.

NUESTRA PORTADA DE HOY

TEMAS

TAMBIÉN EN COMUNIDAD