La Mojiganga precederá desfile de Los Locos de La Vela

  • En Cultura
  • Hora actualización: 27/12/2016 | 1:45 pm
  • Por Redacción Web


La Mojiganga, personaje popular vestido con levita negra y sombrero de copa, anunciará el desfile de Los Locos de La Vela, en el municipio Colina, de Falcón, donde se mantiene esta tradición desde hace 60 años cada 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes.

La directora del Gabinete de Cultura de la referida entidad, Merlín Rodríguez, dijo que esta tradición ha tomado cada vez más auge y atrae cientos de personas de todo el país a La Vela, patrimonio de la Humanidad, ubicada en la región noroccidental de Venezuela.

“Esta fiesta se celebra en todo el país y otras zonas de Falcón, como Moruy y Yaracal, pero es en La Vela donde un colectivo ha magnificado la festividad con trajes de gran colorido y variados matices que son elaborados durante todo el año y bajo un secreto que sólo es revelado el 28 de diciembre”, expresó.

Los Locos de La Vela tienen un gran arraigo cultural en la población y encarnan el sacrificio de Herodes cuando ordenó dar muerte al Mesías.

La celebración comienza el 27 de diciembre en la noche cuando La Mojiganga, con su traje y sombrero negros, montado en un burro, sale por las calles de La Vela a anunciar que al día siguiente llegarán los Locos.

“La Mojiganga es una paraodia y recuerda la forma cómo los esclavos se vestían para burlarse de sus amos”, explicó Rodríguez.

Montado en su burro, la Mojiganga va de casa en casa y lee un decreto en nombre de los Santos Inocentes para solicitar recursos que mantengan la tradición y piden beneficios para el pueblo de La Vela.

El 28 de diciembre, muy temprano en la mañana, sale El Correo en bicicleta a reiterar la invitación y advertir que los Locos están por salir.

Los Locos salen temprano con sus hermosos y coloridos trajes que llaman la atención de propios y turistas. En su elaboración se utilizan telas diversas, cartón, cerámica, plumas, lentejuelas, metales y plástico.

La directora del Gabinete de Cultura indicó que los trajes sufrieron una evolución hace unos 15 o 20 años, cuando pasaron de los harapos y remiendos a las grandes fantasías de hoy, algunas de los cuales tienen una dimensión de hasta cinco metros de ancho y un peso de hasta 25 kilos.

“Los Locos se han convertido en una escuela donde se transmite los saberes de padres a hijos, tanto para la confección de los trajes como el significado de la celebración. En la elaboración de los trajes interviene toda la familia y aun cuando se trata de vestidos majestuosos y diseños muy laboriosos no se rompe la tradición”, manifestó.

Cada año los Locos atraen mayor número de turistas que se maravillan por el ingenio y la creatividad de los veleños, que trabajan todo un año en la confección de un traje que es secretamente elaborado.

“La incorporación del diseño y la riqueza del colorido obliga al participante a ser más ingenioso para hacer más llamativo los disfraces. Algunos son tan grandes que se les ponen ruedas para ayudarlo a movilizar”, detalló.

Otro personaje singular en esta festividad es el Cucurucho, trajeado en telas de muchos colores y con un sombrero en forma de cono.

Este año el Ministerio del Poder Popular para la Cultura realizará una exposición de Cucuruchos y cerrará el desfile con una muestra de arte corporal, anunció Rodríguez.

En 2009, la gobernadora de Falcón, Stella Lugo de Montilla, declaró a Los Locos de La Vela patrimonio cultural de la entidad. Este año colocará la piedra fundacional de la Casa Museo donde se exhibirán los trajes y se dictarán talleres de confección y elaboración de estos diseños.

La fiesta de Los Locos de La Vela culminará con la premiación a los mejores disfraces por parte de la Alcaldía de Colina.

NUESTRA PORTADA DE HOY

TEMAS

TAMBIÉN EN CULTURA