Desayunar en la calle resulta inasequible para muchos

  • En Economía
  • Hora actualización: 24/04/2017 | 2:30 pm
  • Por Josmary Escalona

El ingreso diario devengado por un trabajador con salario mínimo solo alcanza para uno de los dos componentes del desayuno: la bebida o la empanada. 

Anteriormente salir los domingos a desayunar en la calle era un hábito para proporcionar descanso a las amas de casa que de lunes a sábados se dedicaban a los oficios del hogar y a la cocina, cosa que hoy resulta casi imposible porque los altos costos de los alimentos y del servicio lo convierten en inasequible, sobre todo para los grupos familiares grandes.


Lo más económico es comer empanada y esta tiene un costo promedio de 1.000 bolívares, más el jugo natural que vale 1.300 bolívares suma un total de 2.300 bolívares por persona, sacando la cuenta solo para una porción que amortigua la necesidad, más no la satisface totalmente.

Sin embargo, ese desembolso es más de la cuota diaria comprendida en el salario mínimo, pues un trabajador gana 1.354 bolívares al día, lo que significa que solo alcanza para comprar el jugo o la empanada.

Lo mismo ocurre con otra opción, los pastelitos, hay comercios que ofrecen dos pasteles y una malta por 2.100 bolívares, sigue siendo una alternativa costosa frente a la remuneración diaria de cualquier empleado.

Desde otra perspectiva, si la persona decide realizar ese gasto una vez por semana, serían 9.200 bolívares, lo que representa el 23% del ingreso mensual, entonces resta 77% para cubrir las demás necesidades como transporte, educación, servicios público, vestido, calzado y recreación.

Otra cara de la moneda
En la investigación para conocer las razones de los actuales precios y la constante subida de los rubros se conoció que la mayoría de los comerciantes adquiere sus insumos a través del “bachaqueo”, pues no hay un distribuidor que venda los productos al precio justo.

La socia del kiosco La Única Elizabeth Méndez manifestó la necesidad de que el gobierno cree un proveedor con los suministros regulados para ellos adaptar los precios a esa estructura de costo.

Sostuvo que la venta se ha mantenido a pesar de la situación económica y la pérdida del poder adquisitivo de los ciudadanos; no obstante, mostró su preocupación frente a un posible aumento salarial porque los precios de los insumos ya subieron en víspera del anuncio y asegura que después del decreto volverán a incrementarse.

Hablan los afectados
El supervisor Henry Yépez indicó que solo puede costear su desayuno, motivo por el cual solo recurre a comer en la calle cuando el trabajo no le permite regresar a su casa.
“Mi familia es de ocho personas, para salir así tendría que tener un saco de dinero y no cuento con esa disponibilidad, a pesar de que gano un poco más del sueldo mínimo más el bono de alimentación, no alcanza el dinero”, señaló.
Resaltó que aunque el Presidente apruebe un aumento salarial, la inflación no permitirá ver los beneficios de ese incremento.


Lista de precios

Empanadas Bs. 1.000
Jugos naturales Bs. 1.300
Empanadas operadas Bs. 3.000
Pastelitos Bs. 800
Malta Bs. 700

NUESTRA PORTADA DE HOY

TEMAS

TAMBIÉN EN ECONOMíA