Cineastas iniciaron registro documental de las manifestaciones en Venezuela

  • En Farándula
  • Hora actualización: 16/05/2017 | 2:50 pm
  • Por Redacción

Carlos Caridad Montero no descarta hacer un largometraje con el material grabado. Hernán Jabes invita a colegas a que denuncien lo que ocurre en el país

Los autores del cine venezolano se fueron a la calle a filmar las protestas. No en montones, pero los que salieron de casa tienen el suficiente bagaje para registrar lo que muchos consideran un momento histórico en el país.

Dejaron a un lado la ficción para adentrarse en el calor de los manifestantes, así como para dejar evidencia de la represión que ha causado decenas de víctimas.

Ellos saben que compiten con la inmediatez de los medios, pero los fortalece la propuesta audiovisual de quien vive y se formó para hacer cine.

Uno de ellos es Carlos Caridad Montero, director de 3 bellezas, que con su serie Selfiementary ha mostrado en Youtube no solo lo que pasa en las movilizaciones, sino también esos hechos que ocurren al margen.

Para él, se cumplió la profecía de François Truffaut. “Ahora las cámaras son tan pequeñas, la gente se graba a cada momento y su público es proporcional a la cantidad de personas en redes sociales”, dice parafraseando el planteamiento del director francés sobre el cine del futuro.

“No sé cómo terminará esto, pero sé que es un acontecimiento histórico. Salvando las distancias, recuerdo a los cineastas que sacaron sus cámaras cuando los soviéticos invadieron Checoslovaquia”.

Ya son varios los días de protesta y aún se sorprende: “Por esa imagen de jóvenes con piedras que se enfrentan a esas máquinas bélicas. Es impresionante. Como venezolanos todavía no tenemos conciencia de lo que vemos. Me refiero a cómo simbolizan un momento muy importante para el país. Eso trascenderá en nuestra historia”, dice el cineasta, quien no descarta usar estas grabaciones en un largometraje o una serie.

La productora Aldrina Valenzuela tuvo la misma idea, pero desde las miradas de las madres. Por eso, abrió un canal en Youtube llamado Documom Caracas y ya subió el primer video con testimonios de mamás en las protestas. “Estaba muy abatida y quise buscar consuelo en otras madres. Desde que me convertí en mamá hace cuatro años, quise iniciar un trabajo como documentalista enfocado en este tema. Entonces, comenzaron las manifestaciones y lo que tenía pensado se postergó. Tuve que salir, consternada por lo que ocurría, me movió la idea de saber lo que pensaban otras personas como yo”, indica quien ya prepara otra entrega sobre madres que aportan una ayuda de distintas formas y otra sobre las políticas gubernamentales que afectan la maternidad. “Hay una que con su hijo forma parte de los cuerpos de rescate”.

Hernán Jabes, director de Piedra, papel o tijera, viajó recientemente desde México para filmar lo que ocurre en las calles. Hace una semana subió a su canal de Youtube el video que tituló Somos más, con lo registrado en la marcha del 1° de mayo.

“Cuando uno está afuera, siente mucho la necesidad de participar. Gracias a Dios tuve la oportunidad. Me molesta que los cineastas venezolanos, los más famosos, no usen su talento para apoyar la protesta pacífica. Yo lo hago para estimular a los colegas a que hagan algo. No puede ser que el país se caiga a pedazos y la gente que puede alzar su voz, no lo haga, especialmente aquellos que tienen influencia afuera”, asevera.

Jabes ya está haciendo un video con material de otras marchas y no descarta volver. “Me conmovieron los muchachos que están dando la pelea, con una valentía increíble luchan contra unos soldados armados hasta los dientes. Los demás que acompañamos somos unos cobardes por dejarlos solos”.

El productor Carlos Luis Betancourt también tiene en su canal de Youtube un trabajo sobre lo que sucede en las calles. Con música de Alí Primera, explica algunas de las razones de las movilizaciones y luego muestra con detalles cómo ha sido la arremetida de los guardias y la respuesta de algunos de los manifestantes.

NUESTRA PORTADA DE HOY

TEMAS

TAMBIÉN EN FARáNDULA