Soborno: Una nueva causa hace tambalear gobierno de Temer

  • En General
  • Hora actualización: 18/05/2017 | 6:02 pm
  • Por AVN

El último escándalo de la lista de denuncias contra el presidente de Brasil, Michael Temer, es una presunta grabación en la que el mandatario avaló comprar el silencio del exjefe de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, preso por corrupción.

En el encuentro, según publicó el influyente diario O Globo, Temer estuvo de acuerdo en un pago mensual a Cunha (preso por la operación Lava Jato). Además, el diputado fue filmado recibiendo una maleta con 500 mil reales (unos 160 mil dólares) enviados por los dueños del frigorífico JBS, Joesley y Wesley Batista, quienes ahora colaboran con la justicia.
Es preciso recordar que Cunha fue promotor del juicio político que condujo el año pasado a la destitución de Dilma Rousseff y, por consecuencia, impulsó a Temer al poder.
"La denuncia pudiera llevar a la Corte Suprema a iniciar una investigación sobre la responsabilidad de Temer. Esto dejaría al presidente literalmente contra las cuerdas", aseguró O Globo.
Cabe destacar que el cargo de Temer también está amenazado por un proceso que se tramita en la justicia electoral por el presunto financiamiento en las elecciones de 2014 con dinero originado en la red de corrupción de la estatal Petrobras.

Oficialismo y oposición señalan responsabilidad del mandatario
Según reseñan los medios locales, la denuncia ha hecho que no solo los partidos y grupos sociales opositores exijan la renuncia del mandatario, también algunos oficialistas se pronunciaron en favor de su salida inmediata.
"Frente a la gravedad del escenario y con la responsabilidad de no dejar que Brasil se sumerja en lo imponderable, sólo nos resta la renuncia del presidente", dijo el senador Ronaldo Caiado, del partido Demócratas (DEM), que integra la coalición de gobierno.
Esta posición fue respaldada por el jefe del grupo del también oficialista Partido Popular Socialista (PPS) en la Cámara Baja, Arnaldo Jordy, quien afirmó que el Gobierno de Temer "acabó".
Los Frentes Brasil Popular y Pueblo Sin Miedo exigieron la renuncia inmediata y la convocatoria a elecciones directas. El Partido de los Trabajadores (PT), a través de el líder de la bancada, diputado Carlos Zarattin, hizo lo propio.

Temer y los suyos se defienden
Hasta ahora, el presidente sólo se ha pronunciado en un comunicado oficial en el cual admitió que mantuvo una reunión con el empresario Joesley Batista, sin embargo "jamás solicitó pagos para obtener el silencio del exdiputado y no participó, ni autorizó cualquier movimiento con dicho objetivo".
La emisora Radio Senado entrevistó a Sergio Petecao, aliado político del mandatario y uno de los pocos que se ha reunido con él en las últimas horas, quien aseguró que el presidente considera que se trata de una conspiración.
"Temer está firme y con la conciencia tranquila. No va a caer por unos supuestos audios", dijo el senador miembro del Partido Social Democrático (PSD), que integra la coalición de Gobierno.
Cabe destacar que la audiencia con Petecao fue la única actividad prevista en la agenda de Temer que se cumplió. El mandatario canceló todas las reuniones previstas para hoy y solo se reunió con sus ministros más próximos.
También el canciller brasileño, Aloysio Nunes, canceló un encuentro con corresponsales extranjeros en medio de la crisis que afecta al presidente.

NUESTRA PORTADA DE HOY

TEMAS

TAMBIÉN EN GENERAL