Lo último

FALCÓN

Sor Alicia Boscán: hay que educar para hacer patria

febrero 19, 2018

Jorge Luis Alguinzones

Redactado por: Jorge Alguinzones

Desde la educación católica, Sor Alicia Boscán invita a los docentes a renovar su vocación por la educación de los jóvenes y niños, además los invita a sembrar la semilla de la esperanza para lograr sacar a Venezuela de la crisis actual.


En estos momentos de desesperanza, buscar una voz calificada que trabaje día a día con niños y jóvenes, esos que son la esperanza y el motivo para lograr un país mejor, es necesario, y se tuvo la oportunidad de entrevistar a una religiosa que durante 10 años permaneció al frente de uno de los colegios más emblemáticos de Coro como lo es el María Auxiliadora y que ahora cumple responsabilidad como tercera vicepresidenta de la Asociación Venezolana de Educación Católica (Avec) en Caracas, Sor Alicia Boscán.

—¿Cómo hacer para levantar a Venezuela de la crisis actual?

—Yo creo que hay que seguir apostando por sembrar esperanza, esperanza en nuestra Venezuela y eso lo logramos a través de la educación en nuestras escuelas católicas, y en el caso particular con la educación preventiva de San Juan Bosco y Santa María Mazarello, es una oportunidad que tenemos a través de la razón, de la religión, de la amabilidad de ir acompañando a los jóvenes y a los docentes, al personal administrativo y obrero para que ellos puedan ser agentes de cambio. Sembrar esperanza en medio de la desesperanza, seguir siendo solidarios en un mundo cada vez más hostil, cada vez menos solidario, seguir tendiendo puentes, seguir dando la mano para que seamos hermanos en Venezuela y no predomine la división, el odio, la exclusión.

»Yo creo que educar en positivo, educar en la fe, en un Dios que es amor, que es padre, que es misericordia infinita, que nos acoge a todos en el seno de la trinidad, donde todos cabemos, donde queremos que nadie se quede afuera, que no haya exclusión de ninguno, aunque piense diferente a mí, en política, en ideología, en religión, en lo que sea, que seamos diversos, estamos llamados a ser una sola Venezuela, seguimos aportando por eso.

—¿Cómo enfocarnos en rescatar los valores en la infancia y la juventud desde la educación?

—Pienso que cada docente tiene que vivir su vocación, tiene que entregarse cada día a sus destinatarios, sean niños o jóvenes, tiene que dar el ejemplo, también tiene que ser coherente, nosotros desde la educación católica, ser coherente con los valores y principios del evangelio, el evangelio es la buena noticia del reino de Dios, nos dice que sí es posible un reino de paz, un reino de justicia, de verdad, de honestidad, donde todos seamos fraternos, donde la humanidad sea más humana, pienso que en la educación católica tenemos que seguir enfocándonos y apostando por eso, porque es posible vivir en medio de esta crisis que está padeciendo Venezuela a través del evangelio.

»Nosotros en la educación católica, en Avec, tenemos el lema: educando evangelizamos a Venezuela, y hay que seguir apostando por eso, seguir apostando por escuela de calidad, calidad de la enseñanza, calidad que cuide los parámetros de procesos pedagógicos, que sean óptimos, calidad que sea la posibilidad de que nosotros demos lo mejor a los más pobres y que tengamos procesos que les ayuden a empoderarse de su propio futuro y de su propio presente, creemos que necesitamos una Venezuela diferente.

»En este particular hablamos de una Venezuela de progreso, de productividad, donde haya líderes positivos, propositivos, que sean creadores de ciudadanía, salesianamente hablando nosotros tenemos el lema: formar al buen cristiano y al honesto ciudadano, tenemos que apostar a que el joven dé la nota de la diferencia, tenemos que apostar a que estas generaciones no se nos vayan del país, sino que se queden a luchar por una mejor Venezuela, a luchar por sí mismo, por su familia, aunque todo sea cuesta arriba, siento que tenemos que seguir siendo optimistas, seguir con la esperanza de que tenemos que ser un país de concordia, de armonía, de progreso, de bienestar, de felicidad para todos.

—Desde su experiencia, ¿cómo decirle a los muchachos de los colegios que viven una realidad fuerte en sus casas: no te vayas, quédate, sí podemos hacerlo juntos?

—Es difícil decirle a un joven que tiene un proyecto de vida de ir a la universidad, de ser un profesional para ejercer en su propio país, quédate, porque al final vas a tener un sueldo de hambre, al final no vas a poder ni siquiera casarte, porque no vas a conseguir una casa o medios para vivir o si tienes hijos no los vas a poder mantener; lo que hay es que apostar por ese amor a la patria, por el amor a lo nuestro, por el amor a que es posible, creo que hay que sugerirle a los jóvenes y tratar de contagiarles el optimismo. Si nosotros somos los primeros pesimistas, no vamos a poder lograr que los jóvenes se contagien con nuestra alegría, con el optimismo, con la esperanza, que ellos vean que nosotros los adultos estamos viviendo aún en Venezuela, en esta Venezuela donde aparentemente lo imposible hay que hacerlo posible, así como los sueños y los proyectos que también son para ellos; si nosotros nos unimos, si somos solidarios, si somos hermanos, sí podremos echar adelante a Venezuela.

—En el caso de Avec, ¿cuáles son las cifras de atención a los jóvenes y niños?

—Nosotros atendemos en Avec Venezuela a más de 500.000 alumnos, tenemos 40.000 miembros del personal, tenemos 1.090 centros afiliados, de esos 1.060 son centros educativos, y de esos la mayoría son centros educativos subvencionados, porque gracias a Dios se ha podido mantener este convenio entre el Estado y la iglesia.

»Año a año se firma entre la Avec y el ministerio de Educación el convenio de apoyo para seguir con esta noble tarea de optar por la educación de calidad para los más pobres, el ministro Elias Jaua nos recibe cada vez con apertura, con disponibilidad, con apoyo, realmente eso se ha mantenido, porque hay cosas buenas en Venezuela, por ejemplo este año tenemos 1.090 afiliados, de esos solo 925 eran subvencionados, este año nos dieron la posibilidad de incorporar 22 centros educativos más al convenio.

 

Sor Alicia Boscán: hay que educar para hacer patria

ESCUELAS CATÓLICAS: La Avec atiende a más de 500.000 alumnos en 1.060 centros educativos en todo el país.

 

»Este es un aporte que se da desde el ministerio de Educación para que podamos funcionar, a algunos les alcanza para el pago de la nómina, es un aporte sustancioso para nosotros seguir siendo la opción por los pobres, hemos encontrado en el tren ministerial de este momento un apoyo irrestricto a este convenio de Avec.

»Nosotros estamos empeñados en que nuestras escuelas sigan funcionando, confrontamos dificultades, muchísimas, por ejemplo el mantenimiento de la infraestructura que es tan costosa, se nos están yendo muchos docentes, muchos alumnos, los muchachos están padeciendo hambre y que no contamos todavía en todos los planteles con la ayuda de la CNAE (Corporación Nacional de Alimentación Escolar) para que ellos puedan tener una comida digna.
Un punto y aparte. El María Auxiliadora.

—Usted estuvo 10 años como directora del colegio María Auxiliadora, ¿sabe de su situación actual?

—Es una institución que tiene muchísimos problemas, yo era directora hace dos años y medio cuando se destapó todo un problema con las aguas negras, desde aquí una invitación al gobierno regional, creo que están trabajando en la sustitución de la tubería de aguas negras en la avenida Independencia, ya vienen por Farmatodo, si terminan ese trabajo como me han comentado hasta Los Tres Platos, será una ayuda muy grande, porque el desborde de esas aguas servidas se va para el María Auxiliadora por estar en un nivel más bajo y ha socavado las bases del colegio, por eso estamos en ese proceso de cierre.

»En el colegio ya tienen tres años que no se reciben alumnas nuevas, a mí me tocó iniciar esa no recepción, a pesar de tener en ese momento 160 peticiones para iniciar el primer año, tuvimos que no abrir inscripciones para primer año, luego para segundo y ahorita para tercero, solo quedan tres secciones de cuarto año y tres secciones de quinto año. Es una institución emblemática en la ciudad de Coro que ha formado generaciones de profesionales en Falcón, por 20 años tuvo una extensión de la Universidad Andrés Bello y se formaron muchos educadores, es una estructura, una gerencia, un personal que ha dado mucho a la región falconiana, entonces pido por el rescate de esa estructura.

»De no solucionarse el problema de las aguas servidas depende el cierre total del colegio, porque hay parte muy lesionada de la infraestructura del colegio que se inunda cada vez que hay un bloqueo de las aguas servidas en la avenida Independencia.

Etiquetas: , ,