Lo último

Cardiólogo Agustin Payares: ¡creo en Venezuela!, por eso me quedo

marzo 10, 2018

Regmy Castañeda

Redactado por: Regmy Castañeda

El especialista en el área de cardiología muestra su compromiso profesional para seguir trabajando por una mejor nación.


Hablar del médico cardiólogo Agustin Aroldo Payares Loyo es hablar de ética, profesionalismo y compromiso; con 40 años de ejercicio, el especialista afirma que aún tiene una deuda con su nación, ya que esta le ayudó a formarse y profesionalizarse en el área asistencial.

Payares, natural de Cabure, municipio Petit, cursó sus estudios de Medicina y postgrado en la Universidad de Los Andes (ULA), y en la actualidad es el coordinador del área de postgrado de Cardiología de la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda (Unefm), ubicada en el Centro Cardiovascular Regional Falcón (Cecrefal) adscrito al Hospital Universitario Doctor Alfredo Van Grieken de Coro.

El cardiólogo ha participado en varias de las primeras intervenciones cardiológicas de Coro, como el primer cateterismo cardíaco en el 2002 con el doctor Rodolfo Romero, primer implante de marcapasos con el doctor Carlos Rodríguez en el 2000, la primera cirugía cardiovascular (cierre de comunicación interauricular) realizada en el hospital de Coro en el 2000 con el doctor José Rivera, la primera ecocardiografía transesofágica igual con Rivera, entre otros desde que se fundó el Cecrefal.

Con su mirada acuciosa, oculta tras unos lentes negros, Payares escudriña el panorama médico nacional. El galeno al ser consultado sobre qué lo motiva a seguir trabajando en el país y qué es lo que lo impulsa a confiar en Venezuela, no tardó en responder; con euforia y su brazo derecho señalando hacia un mejor porvenir dijo que se queda en Venezuela –aun cuando muchos han decido salir– porque cree en su nación, un terruño de Dios que tiene todas las riquezas que puedan existir, y principalmente porque en medio de las circunstancias hay oportunidades para crecer.

Comentó que Venezuela ofrece a cada uno de sus ciudadanos educación gratuita y de calidad, que es reconocida en todo el mundo, donde la principal riqueza de la nación es su gente, jóvenes inteligentes, quienes tienen educación y valentía para trabajar con lo poco o muchos recursos que puedan tener en sus manos. Refirió que el actual contexto por el que atraviesa el país es un ciclo, por lo que insta a los estudiantes a quedarse en su país y a los especialistas a seguir trabajando por Venezuela desde sus puestos de trabajo.

En cuanto a la medicina, Payares clasifica a los médicos en dos grupos: los jóvenes que están en formación y los que ya tienen una formación con años de ejercicio profesional. Del segundo grupo destacó que se queda porque piensa que Venezuela es el mejor país del mundo y que tiene una condición geográfica excelente con riquezas que otros países desearían tener.

“Como mi país no hay otro, aunque tenga una circunstancia alterada en este momento, pero eso es temporal, nada es perenne, todo cumple un ciclo y termina, cuando empiece de nuevo a florecer nuestra Venezuela, como la que teníamos anteriormente, vamos a trabajar de una manera más fuerte para recuperar nuestro país”, expresó Payares.

—¿Qué lo motivó a estudiar Medicina?
—No recuerdo, me gustaba la química y biología (risas), tenía un tío que era médico (pediatra) y creo que eso fue lo que me impulsó a estudiar la carrera; en la ULA me apasionaban las clases de cardiología y me incliné por eso.

—¿Por qué hay médicos jóvenes que sí se quedan?
—Los médicos jóvenes se quedan porque lo que se les ofrece aquí no lo tienen en otros países, que es la formación gratuita en Medicina, en otros países el estudio de esta carrera es privado, de Colombia para abajo es privado, a excepción de Argentina que tiene una pública, un ejemplo hacia donde todos se van es Chile, allá el estudio es privado y su matrícula para ingresar es de entre 7.000 y 9.000 dólares, si no tienes dinero no puedes estudiar Medicina, para acceder a postgrado de Cardiología debes tener 15.000 dólares, mientras que aquí la universidad más vale le paga para que estudie.

—¿Cuál es el principal legado que quiere dejar?
—Traspasar los conocimientos cardiológicos que tengo a los demás médicos que están realizando el postgrado en esta área, y que el postgrado de Cardiología de la Unefm y del hospital universitario de Coro sea uno de los primeros de Venezuela.

Fotos y video/David Zárraga

Etiquetas: , ,

Regmy Castañeda

Periodista - Fotógrafo Vivir los buenos momentos y creer en un mejor futuro