Internacionales

Papa Francisco lava los pies a 12 presos este Jueves Santo

Los condenados eran cuatro italianos, dos filipinos, dos marroquíes, un moldavo, un colombiano, un nigeriano y uno de Sierra Leona precisó el Vaticano.


 

El papa Francisco,  lavó los pies a doce presos este Jueves Santo en conmemoración al lavatorio de los pies realizado por Jesús y sostuvo que la pena de muerte no es humana ni cristiana.  «Cada pena debe estar abierta al horizonte de la esperanza.  Cada pena debe ser abierta a la esperanza, a la reinserción», señaló ante autoridades de la prisión romana Regina Coeli.

«Jesús dio la vuelta a un hábito histórico y cultural de aquella época» y dictó con su gesto que «un buen jefe, sea donde sea, debe servir». «Yo pienso muchas veces (…) que si muchos reyes, emperadores, jefes de Estado hubieran comprendido la enseñanza de Jesús y, en vez de mandar, de ser crueles, de asesinar a la gente, hubieran hecho esto, ¡cuántas guerras se habrían evitado!», exclamó. El papa recomendó el «servicio» aunque haya «gente que no facilita esta actitud, soberbia, odiosa, gente que quizá desea el mal», pero puntualizó que «estamos llamados a servirles aún más».

«Hoy yo, que soy un pecador como vosotros, pero represento a Jesús, soy embajador de Jesús. Hoy, cuando me arrodillo ante cada uno de vosotros, pensad: ‘Jesús ha arriesgado a este hombre, un pecador, para venir a mi y decirme que me ama'», recomendó. Durante la misa, en el momento de dar la paz entre los fieles, el papa dijo que, probablemente, cada uno de los presos o de los funcionarios tienen en sus corazones «sentimientos contradictorios». «Es fácil estar en paz con aquellos a quienes queremos y con los que nos procuran el bien; pero no es fácil estarlo con quienes nos han perjudicado, con quienes no queremos, con quienes estamos en enemistad», señaló. Por lo que solicitó a los fieles pensar «en silencio» en amigos o enemigos para pedir «la gracia de darles a todos, buenos y malos, el don de la paz».

El papa concluyó su visita a la cárcel con un encuentro con algunos de los internos del Módulo VIII, reservado para detenidos por delitos de índole sexual. De este modo, Francisco dio inicio al conocido como «Triduo Pascual», los tres días antes de Pascua y que proseguirá el viernes con la celebración de la Pasión del Señor y el tradicional «Vía Crucis» en el Coliseo romano, símbolo de la persecución de los primeros cristianos.

Etiquetas
Mostrar más

Jacqueline Finol

El periodismo es ver pasar la historia con boleto de primera fila

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar