Lo último

FALCÓN

Piezas de artesanos en La Vela no son tan atractivas a los temporadistas

marzo 31, 2018

jah120

Redactado por: Alejandro Salas

Los comerciantes creen que la mayoría de los potenciales clientes tienen interés en otras prioridades como alimentación; evitan hacer gastos que desequilibren el limitado presupuesto familiar.


El esfuerzo que hacen con sus manos en tallar la madera para crear piezas que llamen la atención de los potenciales clientes, se ve desvanecido por la caída de las ventas producto de la situación económica actual.

Hasta más de un 50% reportan los artesanos es la disminución en su actividad comercial con piezas que exhiben a orillas de la carretera Morón-Coro justo a la altura de La Vela, en el municipio Colina.

“Las personas nada más preguntan y siguen su camino. Antes se vendían 10 taburetes diarios, los rodillos más de 15, guindábamos dos cuerdas y eso se cavaba en un momentico”, explicó Dircia Chacón.

Los viajeros echan tan solo una mirada de reojo; son muy pocos los que se paran a preguntar por los precios de las artesanías hechas de curarí o de pino.

Los comerciantes creen que la mayoría de las personas tienen interés en otras prioridades como alimentación y evitan hacer gastos que desequilibren el limitado presupuesto familiar.

“Antes yo me abollaba, no hallaba ni a quién atender. Ahora no, casi nadie se para a comprar”, informó Franyelis Raaz.

Sin tecnología

Estos comerciantes no disponen de puntos de venta, lo que dificulta aún más su actividad. En ocasiones aceptan transferencias, pero muchas veces las interrupciones en la conexión limita el pago por la compra.

Los viajeros que transitan por esta zona observan piezas como taburetes, que tienen un costo de 500.000 bolívares, una mecedora en 600.000 bolívares, una silla playera 750.000 bolívares o piezas útiles en la cocina y más pequeñas como una tabla de picar en 100.000 bolívares o un mortero en 150.000 bolívares.

Al comerciante Ildemar Sangronis no le ha ido muy bien en las ventas. “Están muy flojas. No hay ni plata ni turistas. No hay nada. En carnaval había algo de movimiento, ahorita esto está pésimo”.

Recuerdan los artesanos que antes del problema de la escasez del efectivo las ventas eran más fluidas, aun cuando no disponían de punto de venta.

 

 


Foto/ Armando Plácidi

Etiquetas: , ,