Efemérides

Día Internacional de la Madre Tierra

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas aprobó que el tema de reflexión para el Día Internacional de la Madre Tierra 2018 se enfoque en “luchar contra la contaminación de los plásticos”.


Aunque este año las organizaciones ambientalistas enfocan las actividades del Día Internacional de la Madre Tierra en la lucha contra el flagelo de la contaminación por acumulación de plásticos, el municipio Carirubana, a través de la Oficina Municipal de Ambiente (OMA), trabaja desde hace 10 años por evitar la polución por polímeros.

El jefe de la OMA Carirubana, Rafael Mora, asegura que con el apoyo del alcalde Alcides Goitía y las organizaciones ambientalistas del municipio, se propusieron convertir a Carirubana en el municipio ecológico modelo en Venezuela.

Además de contar con el Vivero Municipal, un cuerpo de inspectores de ambiente, brigadas ecológicas y estudiantes universitarios conscientes, Carirubana es uno de los pocos municipios que tienen ordenanzas de protección del ambiente.

El 14 de junio de 2012 se promulgó la ordenanza que regula el uso de la bolsa plástica en el municipio, con lo que se convirtió en el primero que contó con este tipo de normativas; desde entonces se iniciaron campañas educativas y han sancionado a unos 100 establecimientos que incumplían la norma.

Promovieron también la entrega de cinco mil bolsos ecológicos con el patrocinio de firmas comerciales.
Otra acción que vale la pena destacar es la creación de la cooperativa comunal Tiguadare Unido, en 2009, cuya actividad se orienta a colectar desechos plásticos, molerlos y venderlos a procesadoras industriales.

Desde 2017, en alianza estratégica con la empresa Reciclaje Paraguaná (Recipar), se impulsa la recolección y venta de botellas plásticas (consideradas material PET, Polietilieno Tereftalato), para que sean llevadas a la empresa procesadora Pet Caribe, en Mariara (estado Carabobo), la primera de su tipo en Latinoamérica, donde las convierten en materia prima reciclada.

Desde 2009 en Tiguadare se recicla el plástico y se libra al ambiente de contaminación. Foto/Nuevo Día

Tiguadare recicla

Gracias al ingenio, iniciativa y empeño del habitante de Tiguadare José Francisco Mujica y con el apoyo de la alcaldía de Carirubana, surgió la idea de dignificar el trabajo y la vida de los habitantes del sector Tiguadare, quienes vivían de la recolección de desechos en el vertedero. Se creó así en 2009 la cooperativa destinada a colectar, clasificar, procesar y producir materia prima a partir de material de provecho.

La meta era la de ser ejemplo de reciclaje productivo de desechos sólidos en Falcón, por lo que el alcalde Goitía encomendó al coordinador de las pequeñas y medianas empresas, y cooperativas de la dirección de Desarrollo Económico, para que acompañaran a los vecinos en la tarea de dignificar la actividad de recolección de basura y a la vez generar la empresa amigable con el ambiente.

En este sentido, la cooperativa Tiguadare Unido, con 25 socios, todos voceros del consejo comunal Tiguadare, con ingenio y recursos propios fabricaron una máquina para procesar desechos sólidos plásticos que produce granulado plástico, materia prima de una fábrica de escobas en el estado Lara.

Procesan 20 toneladas de plástico al mes y benefician directamente a 70 familias residentes de Tiguadare, pero el mayor beneficiado es el ambiente.

Cada año se acumulan en el ambiente 25 millones de toneladas de plásticos y pueden permanecer inalterables por un periodo de entre 100 y 500 años. Foto/Nuevo Día

Plásticos contaminantes

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas aprobó que el tema de reflexión para el Día Internacional de la Madre Tierra 2018 se enfoque en “luchar contra la contaminación de los plásticos”.

Se conoce como plásticos a los materiales formados por moléculas muy grandes de cadenas de átomos de carbono e hidrógeno, conocidas como polímeros. El 99% de la totalidad de estos materiales se produce a partir de combustibles fósiles (hidrocarburos), lo que provoca una excesiva presión sobre las limitadas fuentes de energía no renovables.

Actualmente, en el mundo es difícil prescindir de los plásticos, no solo por su utilidad, sino también por la importancia económica que tienen. Se calcula que anualmente cada persona consume 49 kilogramos de plásticos.

A pesar de su indiscutible utilidad en la vida cotidiana, una vez que los plásticos se han utilizado se convierten en residuos que forman parte de los residuos sólidos urbanos generados en grandes cantidades. Estos originan problemas de contaminación del agua, el aire y el suelo, lo que impacta directamente al ambiente y a la salud.

Se calcula que en el mundo, 25 millones de toneladas de plásticos se acumulan en el ambiente cada año y pueden permanecer inalterables por un periodo de entre 100 y 500 años.

Esto se debe a que su degradación es muy lenta y consiste principalmente en su fragmentación en partículas más pequeñas, mismas que se distribuyen en los mares (donde se han encontrado entre 3 y 30 kilogramos por kilómetro cuadrado), ríos, sedimentos y suelos, entre otros.

Debido a la necesidad de seguir utilizando los plásticos y minimizar el impacto al ambiente, el reciclaje surge como alternativa para contribuir con la solución del problema.

El reciclaje se define como la transformación de los residuos a través de distintos procesos que permiten restituir su valor económico, evitando así su disposición final, siempre y cuando esta restitución favorezca un ahorro de energía y materias primas sin perjuicio para la salud, los ecosistemas o sus elementos.

Los plásticos son un residuo de alto valor, relativamente fácil de recuperar y abundante en el ambiente, por lo tanto el reciclaje es la mejor manera de luchar contra la contaminación causada por los plásticos.


Foto principal/Cortesía
Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar