Elecciones 2018FalcónGenerales

Municipio Miranda | Embarque o demora de testigos de mesa retardó derecho al sufragio en centros electorales

La tendencia de los últimos comicios en torno a la demora para abrir las mesas por ausencia o retardo de integrantes y miembros, no ha sido la excepción en estas elecciones para elegir al presidente de la República Bolivariana de Venezuela y representantes de consejos legislativos. Muchos, como siempre los adultos y personas de la tercera edad, madrugaron, pero igual han tenido que esperar más de lo debido para ejercer su derecho al sufragio. La falta de transporte incidió en la llegada tardía de integrantes o miembros de mesa, incluso en que ninguno llegara a los centros.


El inicio de votaciones para los comicios para elegir al presidente de Venezuela y representantes de los consejos legislativos en Coro se caracterizó por la demora en la activación de mesas, algo que los electores atribuyeron a la falta de transporte.

A las siete de la mañana, el promedio de personas en colas, en los centros de votación de mayor afluencia, como el liceo Pestalozzi, era de 30 o 40 personas.

 

«Mucha gente vive fuera del sector y no tiene dinero para pagar un taxi, que además cobran un platero. A eso se le suma que nadie se atreve a ir al centro de votación caminando por temor a que lo roben en el camino», argumentó desde la Etir Coro,  Jesús Tejera, quien sugiere al Consejo Nacional Electoral, al Plan República y los actores políticos, tomar en consideración el transporte para futuras elecciones.

«Siempre hay percance a la hora de abrir el centro o iniciar las votaciones; la causa es la misma: la ausencia de testigos o miembros de mesa, algunos que no consiguen como llegar otros que prefieren quedarse en casa  a que gastar el poco efectivo de dinero que disponen», explicó Ramón Revilla, quien también sugiere mejorar la logística en cuanto a transporte, pues, dada las circunstancias de esta demora, no sería descabellado pensar que, unas elecciones podrían llegarse a suspender o demorarse más de la cuenta en Coro, algún día que amaneciese lloviendo ya que, bien es sabido que, empeora el transporte. «Uno siempre viene a votar temprano, pero siempre se consigue con estas demoras», lamentó.

En la Escuela Técnica Industrial Robinsoniana Coro, la ausencia de testigos y miembros, tuvo que ser suplida con electores, lo que demoró el inicio de los comicios.

 

En la Etir Coro tuvieron que resolver la instalación de las tres mesas con parte de los electores que habían en cola, lo que retardó el inicio de los comicios en este centro para el que están habilitados 1.925 electores, informó Milagros Leen, coordinadora de este centro de votación. Igual pasó en la Etir Pedro Curiel Ramírez donde están habilitados para sufragar 2.403  electores en cuatro mesas, las dos primera, abiertas a las 7:40 de la mañana, según Marina Ocando, coordinadora del centro, quien respecto a la demora en las otras dos, dijo que debido a la ausencia de operadores del sistema.

En la Etir Pedro Curiel Ramírez, hubo demora en la instalación de dos de las cuatro mesas, eso debido a la falta de los testigos y miembros.

Muy cerca de ahí, en el mismos sector Pantano Abajo, en el liceo Pestalozzi, también hubo demora, aunque los electores no se explican a qué se debió, debido a que algunos decían que había más testigos de mesa y miembros, que electores, al menos a las seis de la mañana. A las siete aún no habían iniciado las votaciones, lo que incomodó a las los electores, cerca de 80 que estaban para entonces, algunos molestos como  Elvin Ruiz,  a quien el efectivo militar del Plan República y coordinador de centro le prohibió entrar debido a que andaba en bermudas.

«Le puse un audio en el que la misma Tibisay Lucena decían que ese no era impedimento para votar, pero aún así no me dejó, decía que desconocía esa norma, y eso es grave que lo diga, pues, se supone que es personal que ha participado en otros comicios y debe estar al tanto de las normas», acotó Ruiz, que debió colocarse sus pantalones para sufragar en una de las cinco mesas habilitadas.

Menos de 2 minutos le tomó cada quien sufragar.

En el sector San Nicolás, la gente comenzó a agolparse frente a la escuela Diego León Zuniaga, a las cuatro de la mañana: no obstante, a las 7:00 am, ninguno había votado, salvo los testigos de algunas mesas, explicó el mayor Pedro Ascanio, del Plan República. Pasadas las siete y media de la mañana, se dio acceso a los electores, en su mayoría adultos y personas de la tercera edad, quienes como siempre, fueron los primeros en votar no solo en este, sino en los demás centros de votación.

Madrugaron, pero debieron esperar más de lo debido

En el Ceis Doña Lula de Parra, ubicado en la avenida El Tenis con calle Proyecto, los electores se quejaron de que nuevamente faltasen, como siempre, los testigos de mesa y miembros, por lo que a las ocho de la mañana todavía no habían podido sufragar.

«Uno madruga para votar y aprovechar el resto del día para hacer diligencia o salir a buscar la comida, pero ya esta demora es recurrente. Para qué le digan a la gente que salga a votar o que los centros abrirán a las seis de la mañana cuando, cada vez hay más retardos», se quejó Pedro García, y con él coincidió Héctor Sánchez.

En algunos centros a los electores no les quedó otra que hacer la cola; sin embargo en el liceo Pestalozzi, como en la escuela Lucas Guillermo Castillo, la coordinación fue mejor ya que se les dio acceso al interior del plantel a los electores, permaneciendo sentados en pupitres hasta el momento de sufragar, un proceso que no pasaba de los dos minutos. «Ni sé a qué hora llegué, pero siempre soy el primero en llegar en cada elección», dijo Sulpicio Antonio Riera, quien tuvo que esperar largas horas para votar en la escuela Diego León Zuniaga ubicada en la calle Churuguara de Coro.


Tras las dos primeras horas de recorrido por los centros de votación mencionados, destaca lo siguiente:

√Hubo demora en la instalación de las mesas debido a la llegada tardía o incomparecencia de testigos y miembros.

√Se mantiene la tendencia de que los primeros en colas y en votar, son los adultos y personas de la tercera edad que llegan caminando, pues, residen cerca de los centros.

√Denuncias de sectores de la oposición de violación del perímetro de los centros de votación al instalar, a menos de 200 metros, los puntos rojos o puntos tricolor.

√Acceso sin limitaciones a los centros de votación de representantes de los medios de comunicación.

√Trato cortés y respetuoso tanto de efectivos del Plan República, como de coordinadores de centros de votación.

 

Superada la demora en algunos centros, los electores sufragaron en menos de dos minutos y retomaron sus actividades.

 


Fotos/Luymar Mota
Etiquetas
Mostrar más

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar