FalcónGenerales

Una tarde diferente | Santi Pizza llena de sonrisas sus alrededores

La actividad contó con cama elástica, parque inflable, juegos, pintacaritas, talento en vivo y comida para los habitantes de sectores aledaños al establecimiento. Contaron con colaboración del equipo Fit Family y Toyo World.


La tarea de regalar alegría fue exitosamente cumplida. Más de 200 pequeñas –y grandes- sonrisas se lograron la tarde de ayer durante la Santi Sonrisas, una actividad que demostró una importante labor que surgió de la necesidad y admirable disposición de ayudar a las comunidades hermanas mayormente afectadas por la difícil situación que atraviesa el país.

La iniciativa fue de José David Zavala y su esposa, Mariangel González, propietarios de la pizzería Santi Pizza, ubicada en la avenida principal de Antiguo Aeropuerto, municipio Carirubana, quienes, como se lo propusieron, convirtieron los alrededores del establecimiento en un área en la que solamente cabía la felicidad de las familias que allí asistieron, padres e hijos pertenecientes a los sectores 1 y 2 de Santa Rosalía, la urbanización Ramón Ruiz Polanco y los sectores 2 y 3 de Antiguo Aeropuerto.

El organizador principal y propietario de la pizzería anfitriona del evento social, José David Zavala, agradeció la colaboración del equipo de Fit Family, quienes aportaron 200 cotillones; y el apoyo que otorgó David Sánchez, propietario de Toyo World. También se garantizó la seguridad por parte de Polifalcón, Policarirubana, la Guardia Nacional, DGCIM, y Policía Nacional de Tránsito.

Pizza y diversión

La avenida principal de Antiguo Aeropuerto se cerró poco antes de las tres de la tarde para dar paso a la esperada concurrencia para una tarde diferente que prometía diversión. Mientras unos pequeños hacían la fila para lanzarse por el parque inflable, otros competían por saltar más alto en la cama inflable, los de menor edad se acercaban tímidos y ansiosos a que las pintacaritas les decoraran sus cachetes con la más colorida figura.

Foto/ Yohan Gomez

La alegría se multiplicaba con el pasar del tiempo al son de música urbana mezclada por el DJ Carlos, y la emoción no se hizo esperar con la llegada de la comida, platos que contenían pizza, cauchitos y torta, cada uno con su vaso de refresco y su cotillón de chucherías. Los adultos no se quedaron atrás, pues fueron partícipes de un sopazo muy dominguero.

Foto/Yohan Gomez

El resto del día estuvo lleno de talento en vivo por parte de la interpretación alegre y llanera del “Pollo”, voz que adornaba el momento de esparcimiento que Santi Pizza, desinteresadamente otorgó a la comunidad recibiendo como recompensa las risas que reflejaban la satisfacción y felicidad conglomerada.

 

“La idea es que los niños se diviertan, hay personas que no tienen cómo llevar a sus hijos al parque, no tienen cómo brindarles una pizzita, entonces nosotros aportamos un poco para cambiarlo y regalarles una tarde distinta”, expresó para luego hacerle un llamado a los comerciantes de la ciudad, para que la actividad organizada sea eco en sus acciones futuras en beneficio de sus paisanos.

Foto/ Yohan Gomez

Foto principal/Yohan Gómez
Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar