Sucesos

¡EN FLAGRANCIA!: Dos presuntos médicos y una enfermera caen cuando pretendían operar de forma clandestina

El CICPC allanó el centro médico donde presuntamente se efectuaban intervenciones quirúrgicas sin las habilitaciones correspondientes; el procedimiento se llevó a cabo tras varias denuncias.


Funcionarios del Cuerpo de Investigación, Científica, Penales y Criminalísticas (CICPC) subdelegación Coro, en conjunto con el cuerpo policial del municipio Miranda, allanaron la tarde de este lunes una unidad médica ubicada en la avenida Josefa Camejo, en Coro, a raíz de varias denuncias sobre la realización de cirugías plásticas clandestinas, de las que resultaron víctimas cuatro pacientes.

Los dos supuestos médicos y la enfermera fueron capturados en flagrancia cuando se disonían a ejecutar una liposucción a una joven en el interior del consultorio de cuatro paredes sencillas, un baño y un aire Split.

El contralor sanitario del estado Falcón, Cruz Gutiérrez, detalló que este tipo de procedimientos médicos deben ser facultado con un permiso de funcionamiento en lo que respecta a consultorios para diagnósticos y tratamientos; sin embargo, cuando se trata de practicar intervenciones quirúrgicas, la Contraloría Sanitaria del estado Falcón y el Ministerio de Salud en Caracas son los organismos encargados de emitir la autorización debida, lo cual fue totalmente omitido por este grupo de personas que pusieron en riesgo la vida de estas cuatro mujeres.

Durante el allanamiento, la comisión detectivesca incautó medicinas vencidas, así como implementos en condiciones insalubres que no correspondían con el procedimiento que pretendía ejecutar uno de los sujetos, de quien se supo que no era médico cirujano: se desconoce su procedencia su perfil profesional.

Los funcionarios del CICPC Coro llevaron a cabo el allanamiento y la inspección del consultorio donde operaban de forma clandestina. Foto/Carlos García

El doctor Gutiérrez indicó que fueron cuatro pacientes las que acudieron a realizarse estas cirugías estéticas, a quienes les facturaban el procedimiento a un costo muy bajo.

Luego de la detención, se ejecutó el cierre administrativo de la unidad médica, que también fue multada por incurrir y respaldar este tipo de delitos.

Aquí vemos que no hay una dirección médica honesta, responsable, que no cumple con la normativa, no hay un sentido de pertenencia porque, viendo más allá, hay una complicidad, ya que todo el personal se tornó nervioso al momento en que llegamos, acotó el contralor sanitario, quien a su vez  hizo un llamado al pueblo falconiano para que verifiquen las ofertas, los médicos -quienes deben estar certificados por la Sociedad Venezolana de Cirugías Plásticas y Reconstructiva-, así como los espacios donde se efectúan las operaciones.

Tanto la enfermera como los dos sujetos, fueron trasladados hasta la sede del CICPC, organismo que en conjunto con la Fiscalía Primera del Ministerio Público, le dará continuidad al caso.


Foto principal/Carlos García
Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar