Sucesos

«Sicariato», el crimen de moda en el municipio Mauroa

Hubiese quedado en los anales de la historia criminal del estado Falcón como la masacre de los “José Ramón”, pues así se llamaba el único muerto y dos de los tres hombres baleados que sobrevivieron a la emboscada perpetrada por los sicarios que los venían siguiéndolos en moto. Aconteció en Casigua, del municipio Mauroa, donde la mayoría de asesinatos son cometidos por sicarios, estos últimos aparentemente bajo la sombra del fantasma del «Papi Gómez», abatido a principios de mes por el CICPC en Puerto Ordaz.


Dannys José Ramón Piña Añez, de 35 años, quien conducía la Chevrolet Blazer, verde, placas AB809W murió al recibir múltiples disparos, mientras que Eliselis José Ramón Ocando Meléndez, de 44 años, quien iba de copiloto, recibió disparos en las piernas, por los sicarios quienes durante el premeditado y alevoso atentado hirieron en región infra escapular (espalda) a José Ramón Gutiérrez García, de 28 años y a  Andy Reyes, de 24 años, quienes se embarcaban en la camioneta, una cola que por poco los conduce directo al cementerio este martes 19 de junio a la una de la tarde en el sector Los Claros, adyacente a la estación de Servicio La Única, municipio Mauroa.

Sicarios aprovechan parada para adelantar emboscada

Dannys José, “el Nani”, y Eliselis José,el Toco”, desconocían que eran seguidos por los dos sicarios quienes se presume, pretendían consumar el atentado apenas estos se retiraran de la estación de gasolina, pero se vieron forzados a adelantarlo una vez estos pararon la camioneta Blazer para darle la cola a los dos hombres que permanecían en la para esperando transporte o alguna cola.

“Fueron muchos tiros. Uno lo primero que hace es ponerse a salvo, pero cuando se dejaron de escuchar las detonaciones estaban los heridos en la camioneta” dijo un testigo a los policías que llegaron con intenciones de auxiliar a los heridos, pero los mismos habían sido trasladados al Centro Diagnóstico Especial en carro particular. Dannys José Ramón Piña Añez, falleció al cabo de algunos minutos de ingresar, según los reportes policiales.

«El Toco» vivió en el estado Bolívar, donde cayó abatido «Papi Gómez»

Dannys José, único fallecido del atentado residía en Casigua, mientras que Eliselis José, “el Toco”, en el sector Los Haticos de la misma parroquia Casigua, aunque registros digitales, como Dateas, indican que vivió en el estado Bolívar, donde a principios de este mes, una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) abatieron a Carlos Eduardo Gómez Quiva, de 33 años, “el Papi Gómez”, quien era de la población de Casigua y lideraba una peligrosa banda a la que se le atribuían asesinatos en la modalidad de sicariato, incluso el asesinato, en marzo de este año, del sargento primero de la Guardia Nacional Bolivariana, Gregory José Luzardo, quien para entonces rastreaban el paradero de una narcoavioneta en Casigua.

Dato: 14 asesinatos e han cometido en el municipio Mauroa en lo que va de año, según la siguiente cronología: enero (2), febrero (4), Marzo (4) y junio (4). En comparación al primer semestre del 2017, que hubo 20, la disminución es de 30%. Según estadísticas de Nuevo Día, el 2017 fue el año más violento en el municipio Mauroa, pues pasó de 7 muertes en todo al año 2016 a 29, lo que se tradujo en un aumento de 314,2%. Del puesto 12 en el 2016, Mauroa se ubicó tercer en el 2017 detrás de Miranda y Carirubana, respectivamente.

El “Papi Gómez”, quien había lanzado una seria amenaza contra el CICPC, militares y policías de liquidarlo, apresuró a la policía científica a intensificar su búsqueda, la que finalmente dio resultados a principios de este mes en el asentamiento campesino San Jacinto de Puerto Ordaz. Gómez Quiva cayó abatido junto a cuatro integrantes de su banda, entre ellos “Coya”, ex pran de la cárcel de Maracaibo, su lugar teniente en la organización delictiva que había sembrado el terror en los estados Zulia, Portuguesa y Falcón.

A la banda le atribuían los crímenes de un concejal y su hijo, y cuatro policías aproximadamente. Contrario a muchos delincuentes, “Papi Gómez”, estudió derecho en una universidad de Maracaibo, pero organismos policiales aseguran que, terminó colocándose del lado de los que cometían delitos, y desde entonces construyó un imperio de poder y terror, siendo presuntamente uno de sus primeros hechos, el triple homicidio registrado el 16 de julio del 2009 en el sector Naranjal, de Maracaibo, donde murieron acribillados los primos Macfat José Briceño, Héctor Ramón Briceño, y la ciudadana Sandra Durilleth Gómez, novia de un joven que resultó herido, según informó para entonces el CICPC de Maracaibo.

El sicariato en «la Bajadita»

A los días de ser dado de baja el “Papi Gómez” y cuatro de su banda, sicarios asesinaron a tiros en la pista de baile de un local de Los Pedros llamado “la Bajadita”, al ingeniero químico egresado de la Universidad del Zulia,  Rafael Enrique Rivero Leal, de 38 años. El hoy occiso era sindicalista dentro del gremio de los volqueteros, además de comerciantes toda vez que regentaba la licorería “Magdalena Leal”. En Mauroa muchos aseguran que su asesinato, cometido por un sicario en moto, probablemente fue cometido por integrantes de la banda del “Papi Gómez”, sospechas, que estaría también detrás del atentado contra los ocupantes de la Chevrolet Blazer Verde, que dejó muerto a Dannys José Ramón Piña Añez, alias “Nani”.

Foto/Archivo

Etiquetas
Mostrar más

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar