Lo último

SUCESOS

El “Pote” y escándalo de corrupción en el Saren Tucacas

agosto 9, 2018

Gerardo Morón Sánchez

Operación Morrocoy para obligar a los usuarios a cancelar altas sumas de dinero para poder registrar sus documentos, era parte del modus operandi del Registrador y tres trabajadores del Saren de los municipios Silva, Monseñor Iturriza y Palmasola, quienes al finales del mes echaban mano al pote para repartirse los dividendos, según arrojó una investigación de la Inspectoría General del organismo.


El Registro Público del Servicio Autónomo de Registros y Notarias (Saren) de Tucacas, Chichiriviche y Palmasola era un astro de corrupción, descubierto por la propia Inspectoría General a partir de una denuncia formulada por dos ciudadanos, una mujer y un hombre, relacionada con la venta fraudulenta de un bien inmueble, según se desprende del alcance informativo divulgado este martes internamente, pero que se filtró a los medios.

La Inspectoría General del Saren, que cumplía instrucciones del general de división Carlos Luis Sánchez Vargas —designado en el cargo el pasado 22 de enero a partir de la denuncia de las dos víctimas—, procedió con una supervisión extraordinaria en el Registro Público de los municipios José Laurencio Silva, Monseñor Iturriza y Palmasola, con sede enTucacas, durante la cual encontraron elementos de convicción que demostraban la responsabilidad en delitos de corrupción del registrador, designado en ese cargo el pasado 31 de octubre del 2017, mediante Gaceta Oficial 41.268.

En el entramado de corrupción también se determinó la participación del jefe de servicio; dos funcionarias con el cargo de escribiente III. Según la Inspectoría General, “durante el desarrollo de la inspección se detectó el cobro indebido por parte de los funcionarios adscritos a esta oficina a los usuarios que solicitaban la protocolización de sus propiedades como terrenos e inmuebles. El registrador estaba al tanto de tal recaudación que denominaban el pote y que, al final de mes, repartían entre sí según el porcentaje estipulado por el titular”.

La comisión determinó que a la hora de procesar las solicitudes y documentos, los involucrados aplicaban la Operación Morrocoy con el fin de inducir a los usuarios a cancelar montos no correspondientes a impuestos Saren, a fin de que le dieran curso a sus trámites y así obtener con prontitud los documentos. Los medios usados para comunicarse entre sí y con los usuarios eran mensajes de texto y por la red social WhatsApp.

“Hasta la presente, cuatro funcionarios han asumido su responsabilidad en los hechos, consignando sus renuncias de forma voluntaria e irrevocable a los cargos que ostentaban”, indicó el informe, en el que se agrega que continúan las entrevistas al personal involucrado a los fines de conllevar a la responsabilidad a la que hubiese lugar y determinar si hay más involucrados en este delito contra el Estado Venezolano y los usuarios. Aunque se colectaron elementos de interés criminalístico de demostraban la vinculación de los funcionarios de este registro, en el informe no se especificó cuáles.

En Coro también hubo otro escándalo

En el Registro Mercantil de Coro se detectó, a finales de julio, el referido modus operandi. A las quejas de usuarios sobre la Operación Morrocoy y quejas de que no los atendían porque no había sistema, tóner o materiales, se sumaron otras de cobros indebidos a través de unas oficinas en el mismo piso del registro, que sí tenían acceso al sistema y sacaban los trámites con celeridad.

La comisión que llegó de Caracas descubrió que, a través de una fundación, movían cantidades de dinero para agilizar los trámites. Producto de esa intervención, se solicitó la renuncia de todo el personal del registro a cambio de no ser denunciados ante la Fiscalía contra la Corrupción. A los días también fue removida la registradora inmobiliaria de Coro y quedó latente una investigación a fondo en todos los registros que desencadenó en este nuevo escándalo en el registro de los municipios Silva, Monseñor Iturriza y Palmasola, ubicado en el edificio Morrocoy Plaza de la población de Tucacas.

La banda “los Registradores”

Los registros del Saren en el estado Falcón no han sido los únicos envueltos en escándalos. En junio pasado, el ministro de Interior, Justicia y Paz, mayor general Néstor Reverol, informó al país que había sido desarticulada la banda conocida como “los Registradores“. Para entonces informó que cinco trabajadores del organismo del municipio Sucre, estado Miranda, se dedicaban al “cobro ilegal de tramitación de documentos y estafa a los usuarios exigiendo depósitos en cuentas bancarias personales”.

Entre los aprehendidos está el registrador titular del primer circuito del municipio Sucre (Miranda), una abogada, el jefe de servicio, y dos técnicos del Departamento de Otorgamiento. “Vamos a fondo con las investigaciones. No se descartan otras detenciones de personas involucradas en estas mafias”, escribió.

El ministro recordó que la población pueden denunciar cualquier hecho irregular dentro de estas instituciones y que para tales fines está a la disposición el correo electrónico: denuncialasmafias@gmail.com

Esta banda se dedicaba a extorsionar a usuarios del Saime y a cobrarles en dólares

 


Foto/Cortesía

Etiquetas: , , , , , ,

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, especializado en la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".