Deportes

Acuña pega otro jonrón y sufre otro golpe; Bravos ganan

Ronald Acuña Jr conectó un jonrón y los Marlins le propinaron un pelotazo… de nuevo. Y otra vez, Miami fue incapaz de hacerle daño a Sean Newcomb.


Acuña, el sensacional novato, consiguió su 21er jonrón de la campaña y fue golpeado por otro pitcheo de Miami, sin que ello derivara en un nuevo altercado, durante el encuentro que los Bravos de Atlanta ganaron el jueves 5-0 a los Marlins.

Fue el primer enfrentamiento entre los dos equipos desde el 15 de agosto, cuando el abridor dominicano de Miami, José Ureña, se ganó una suspensión de seis encuentros luego de golpear al venezolano Acuña con su primer y único lanzamiento. Aquel pelotazo desató un conato de riña en que se vaciaron las bancas de ambos equipos en dos ocasiones.

Esta vez los ánimos se mantuvieron más serenos, si bien hubo una represalia.

“En ese momento yo estaba un poco enojado, porque obviamente me habían golpeado antes, en la serie anterior y otra vez esta noche”, manifestó Acuña. “Pero ya saben, esas son cosas del juego”.

Y al final, la historia fue la misma para Sean Newcomb y los Bravos cuando enfrentan a los Marlins.

Newcomb (11-7) toleró dos imparables y recetó ocho ponches en seis innings de blanqueada. Mejoró a una foja de 4-0 con una efectividad de 0.75 en cuatro aperturas ante Miami en la presente campaña.

Atlanta se colocó en un récord de 13-3 frente a los Marlins en el año. Ha ganado los últimos siete duelos entre ambos clubes.

Charlie Culberson y el venezolano Ender Inciarte batearon también sendos vuelacercas por Atlanta, que permaneció tres juegos encima de Filadelfia, el segundo lugar de la División Este de la Liga Nacional.

El abridor venezolano Elieser Hernández (2-7) laboró durante tres capítulos, en los que permitió tres hits (incluidos dos cuadrangulares) y tres carreras. Fue relevado por el dominicano Jarlin García, quien se marchó con un out en el quinto acto, luego que una línea de Nick Markakis lo golpeó en la pierna derecha, antes de que la pelota se fuera a terreno de foul por la raya de la antesala.

Acuña recibió el pelotazo en la sexta entrada, cuando los Bravos ganaban ya por 5-0. Javy Guerra estaba en el montículo, y sus primeros siete lanzamientos fueron strikes.

El octavo fue la excepción, una recta de 94 mph alta y adentro, que golpeó al astro venezolano cerca de la muñeca izquierda. Furioso, Acuña azotó su casco contra el suelo y gritó, pero eventualmente se dirigió a primera sin que nadie más invadiera el terreno, como sí ocurrió en Atlanta la semana pasada.

Etiquetas

Roberto Jesús Barrios

25. Periodista y fotógrafo. Instagram: @robertojbr Twitter: @robertokhan

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar