Lo último

Trabajar de la mano del cliente hace de Daniel Petit la diferencia

agosto 25, 2018

Irene Revilla

Daniel Petit logró posicionarse como uno de los mejores en el país al fusionar comunicación y atención de primera con profesionalismo y el gusto de los clientes.


Constancia, profesionalismo y dedicación con cada cliente son la clave del éxito de Daniel Petit, un joven que con tan solo 28 años ya es  reconocido como uno de los mejores estilistas de Punto Fijo a través de su marca, Bellezarte.

Daniel Petit siempre ofrece algo distinto a lo cotidiano, pues cree fielmente que ser diferente hace que las personas se fijen y estudien la posibilidad de ser atendidos de otra forma a las que están acostumbrados.

Una sonrisa lo identifica y es una persona con la que rápidamente se puede entablar una conversación; habla con mucho profesionalismo, pero también afirma que no se mete con lo que no sabe.

Daniel nació en Punto Fijo y a sus 28 años de edad, tiene 3 al servicio de la colectividad para mejorar su imagen y resaltar sus rasgos a través de cortes de cabellos, cambios de color y maquillaje; además, se ha convertido en el estilista de las novias de la ciudad, e incluso de los invitados que llegan de otros estados y lo buscan a través de las redes sociales.

A pesar de que su pasión por las tijeras nació cuando era muy niño, siempre se ha enfocado en estudiar para ser verdaderamente un profesional en todos los sentidos. Una vez graduado como licenciado en Desarrollo Empresarial, decidió convertir su sueño realidad teniendo una peluquería y a la vez preparándose para ser un estilista integral.

“Comencé a trabajar en otros espacios, farmacias, ventas de comida rápida, y aunque sabía que no era lo mío, fijé mi meta clara y empecé a reunir para hacer mi sueño realidad: tener una peluquería integral que ofreciera todos los servicios”, recordó con alegría.

Al empezar el primer semestre en la universidad, desarrolló una idea de negocio, basada en sus sueños de niño, que fuese una estética integral; del mismo modo, iba trabajando poco a poco para ejecutar el proyecto y al mismo tiempo se preparaba en Caracas para convertirse en un profesional del maquillaje. “Siempre soñé con ser un estilista integral”, asegura. Estando en la capital del país, se le dio la oportunidad de estar ocho meses en Venevisión.

El acercamiento con la familia y su meta estaban a flor de piel, por lo que decidió volver a su cuna para crear su peluquería. “Aún así, lo que tengo no es ni el 10% de lo quiero; me sigo esforzando, sigo creyendo en mí para seguir creciendo hasta donde quiero. A pesar de la crisis que está viviendo el país, creo en Venezuela; no voy a hacer nada fuera del país, con dinero, dólares, euros, y lejos de mi familia”, expresa.

Renovación que fortalece

Para Daniel no solo es importante renovar la imagen, sino renovarse por completo. “No soy el mismo Daniel de la semana pasada ni el de hace un año. Me gusta crecer, formarme, y me trazo metas para aprender algo cada día”, sostiene.

Foto: José Sánchez.

La peluquería, un arte para renovarse en manos de calidad

Para el creador de Bellezarte, ir a la peluquería no es esperar cuatro horas sentada mientras llega su turno. “Que alguien te corte el cabello, otro te lo seque y otro te peine; hasta ese momento se vuelve a saber de esa cliente. Creo que ir a la peluquería es buscar a alguien que tenga conocimientos y juntos se discuta el destino del cabello o del maquillaje, que yo te atienda, te oriente, que sea sincero. No debe ser un encuentro fortuito, debe haber una conexión entre el cliente y uno como profesional”, resalta.

Asegura que los cortes de cabello no le quedan bien a todo el mundo y eso hay que explicárselo al cliente con sus rasgos, hay que tomar en cuenta el tipo de cuello, ojos, cara y hasta el color de los ojos y la piel.

“Yo creo que eso es lo que hace que me vaya muy bien. Uno no puede ofrecer lo mismo que todo el mundo, debemos ser distintos. No te puedo decir cómo me veo en un futuro, pero lo que te puedo decir es que soy muy ambicioso”, aseveró con una carcajada.

Redes sociales, una herramienta para conectarse con sus clientes

Se define como una persona muy perseverante y precavida. “Si quiero algo, trabajo para eso”, precisa. Es por ello que decidió abrir su cuenta en Instagram para estar en contacto directo con los clientes, y esto le ha dado mucha credibilidad.

Además, con ello ha logrado posicionarse entre los mejores del estado. “Las personas valoran mucho ser atendidas por el mismo profesional y no por una tercera persona. Yo mismo manejo mis cuentas, recibo los clientes y los cito para una primera entrevista”, afirma.

Se ha destacado preparando a novias, sus damas, familiares y hasta invitados en el estado. “Siempre me buscan para bodas personas de otras ciudades que asisten a festividades en el estado. Todos mis clientes salen contentos por mi trabajo, también por la atención completa”, destaca.

 

Foto/ José Sánchez

Un poco más de Daniel 

Crees en Dios: “Muchísimo, Dios es lo más grande en mi vida, él me ha dado todo”.

La familia: “Lo más importante en la vida; estoy en Venezuela porque creo en mi país y porque me gusta estar cerca de mi familia”.

Profesión: Licenciado en Desarrollo Empresarial.

Una anécdota: “Verse en el espejo después del cambio es motivo para muchas de tanta alegría que genera lágrimas. Es allí donde sé que lo hice perfecto”.

Etiquetas: , , , , ,

Irene Revilla

Amo el chocolate