Tendencias y curiosidades

Con estas bebidas refrescarás tu día

Con la llegada del calor aumenta el riesgo de deshidratación. Esta se produce cuando la pérdida de líquidos a través del sudor o la orina es superior a la cantidad que ingerimos.

Por eso, te presentamos estas 3 bebidas que puedes preparar en casa y aliviar estos días calurosos:

 

Limonada clásica:

 

Ingredientes:

1 taza de agua tibia

1 taza de azúcar

1 taza de jugo de limón recién exprimido (unos 6 limones)

3 tazas de agua fría

1 limón, cortado en rebanadas delgadas

Hojas de menta fresca (opcional).

 

Preparación:

En una olla pequeña de fondo pesado a fuego bajo, revolver el agua tibia y el azúcar.

Ponerla en hervor lento, removiendo, hasta que el azúcar se haya disuelto. Aumentar el fuego a medio y ponerlo a hervir. Cocer 2 minutos, y dejarlo que se enfríe.

Cuando el jarabe se haya enfriado, verterlo en una jarra de 2 litros Echarle el jugo de limón y el agua fría, y remover bien. Adornar con las rebanadas de limón y la menta fresca. Servirla con hielo.

Agua de naranja

 

 

Ingredientes:

Un litro de agua
Zumo de naranja, 100ml
Dos cucharadas de jengibre rallado
Piel de limón y de naranja
Azúcar o endulzante al gusto. También puede utilizarse miel.

 

Preparación:
Calentar el agua en un recipiente al fuego. Al romper el hervor, incorporar el jengibre rallado y las pieles enteras o ralladas de naranja y de limón. Tener dos minutos hirviendo y retirar.
Cuando se enfríe el agua con sabor a jengibre, introducir en el refrigerador.

Se agregan los zumos y el endulzante o la miel. Si se utiliza miel, para conseguir que se integre mejor con el conjunto, puede añadirse en el primer paso, cuando el agua de frutas está al fuego. Introducir en la nevera y servir solo, con hielo, con efecto granizado, etc.

Té verde

 

 

Ingredientes:

Dos cucharadas de hojas de té verde
Un litro de agua.
Dos o tres rodajas de limón.

 

Preparación:

Primero calentaremos el litro de agua.

Podemos hacerlo tanto en el fuego como en el microondas.

En ambos casos tenemos que conseguir que llegue casi a hervir, lo ideal son unos 80-90 grados.

En un vaso, una botella o si tenemos una tetera añadimos las dos cucharadas de té.

Una vez que hayamos calentado el agua, también la incorporamos en el recipiente que hayamos elegido.

Se deja reposar durante unos 3-5 minutos, dependiendo de lo concentrado que lo quieras.

Cuando se haya mezclado todo, debemos incorporarlo a una botella o jarra, si no hemos realizado la mezcla en ella.

La metemos al frigorífico y la dejamos enfría durante una hora aproximadamente.

En el caso de que queramos tomarlo en ese momento, se puede servir y añadir hielos.

Para darle un sabor más especial, es recomendable utilizar dos o tres rodajas de limón, una exprimida y la otra en el borde del vaso.

 

Etiquetas
Mostrar más

Jacqueline Finol

El periodismo es ver pasar la historia con boleto de primera fila

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar