Sucesos

Abatido hombre que asesinó a martillazos a cuatro niños en Caracas

El asesino del martillo, como se le conocía después de matar con esta herramientas a cuatro indefensos niños, fue abatido por el CICPC en los Valles del Tuy.


El asesino del martillo fue abatido por efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas. José Manuel Morgado Bello, de 48 años, quien asesinó con esta herramienta a cuatro niños después de abusar sexualmente de ellos, cayó abatido en Ocumare del Tuy, estado Miranda.

Morgado Bello estaba enconchado en una casa ubicada en la carretera Cúa-San Casimiro, sector La Quebradita de Los Valles del Tuy, en el estado Miranda. Las informaciones policiales dicen que se enfrentó a tiros con la comisión del CICPC que pretendía detenerlo. El enfrentamiento tuvo lugar la noche de este sábado.

Cuatro niños, tres de ellos hermanos, así como un vecino, fueron asesinados a martillazos por el psicópata, del mismo barrio El 70, de Caracas.

El cuádruple infanticidio

El barrio El 70, ubicado en El Valle, Caracas, el horror rebasó los límites. Igual la maldad. 4 niños, 3 de los cuales eran hermanos y habían sido dejados en casa bajo llave, fueron asesinados a martillazos. Antes fueron objeto de abuso sexual.

Roxana Alexandra Conde Graterol, de 10 años, era la que más edad tenía. Humberto Ruiz, de 10 años, se sumó al festín mortal al pasar a la casa justo en el instante que el asesino, persuadía a la niña. Julianyerli Valeria, de 4 años y Jonás Jonnaiker, de 1 año, eran los otros hermanos Conde Graterol.

El periodista Román Camacho, ha informado a través de Twitter que los hermanos Conde Graterol quedaron bajo llave, en casa. Su madre, Carolina Graterol, los había dejado así para ir a llevarle alimentos y visitar a su esposo, quien se encuentra detenido.

José Manuel Morgado Bello, de 48 años, residente del mismo barrio, estaba familiarizado con la situación de los niños y con dulces, persuadió a Roxana para que abriera. Lo que sucedió a continuación tiene aterrados a los habitantes del barrio El 70, por la desaparición de los niños, además quedaron consternados por la masacre cometida en la calle 8, parte alta, zona boscosa.

De las autoridades policiales, el comisionado agregado Edwin Cuenca, jefe de la estación policial El Valle, fue el primero en enterarse de la irregularidad. Los niños presuntamente desaparecieron el 13 de septiembre. La comunidad en pleno, así como sus madres, estuvieron buscándolos hasta este viernes que los encontraron muertos en una casa. Carolina Graterol, reconoció entre los muertos a sus tres hijos, según la minuta policial.

 

Hipótesis

La reconstrucción de la masacre insinúa que el sospechoso, se los llevó. Primero violó a la niña de 10 años, también a su hermanita de 4. El niño de 1 año, así como el otro niño de 10 años, habrían sido silenciados para no dejar testigos. Los 4 fueron asesinados con golpes de martillo. El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas detuvo para interrogar a Carolina Graterol, madre de los hermanos Conde Graterol, así como a Lisbeth Maita Gómez, madre de Humberto Ruiz.

Etiquetas
Mostrar más

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar