ComunidadFalcón

Moruy | Al menos seis familias perdieron todo en descargas eléctricas

Los sectores El Puente, Tubarao y La Plaza siguen sin electricidad desde el sábado.


“Culebras, dragones botando fuego, fue lo que vimos encima de nuestras casas; no sabíamos si salir corriendo o quedarnos sobre las camas. Ya uno prefiere no tener luz antes que tenerla para vivir ese infierno”, fueron las palabras de Francisco Díaz, habitante del sector La Plaza de Moruy, quien perdió prácticamente todos sus enseres durante dos descargas eléctricas que se registraron el pasado 4 y 15 del mes en curso.

La casa de Francisco Díaz se quemó, igual que la de su hija. Sus nietos no quieren regresar, tienen miedo de volver a vivir la experiencia. Foto/ Yohan Gómez.

Relató que el pasado martes, unas personas de la comunidad subieron una cuchilla de alta tensión en el sector La Hoguera, lo que produjo que se unieran todas las energías y fueran reventando de casa en casa. “Todos los vecinos perdimos los corotos, neveras y todo lo que estaba conectado”, relata.

A punta de tierra apagaron el fuego de las viviendas mientras la corriente iba de casa en casa. “Nos salvamos porque era de día, todos estábamos despiertos y había claridad. De resto, esto se hubiese convertido en una gran desgracia”, rechazó.

El episodio se repitió el sábado y volvió a hacer estragos, pues las guayas que estaban recién puestas se fueron quemando al punto que parecen que tuvieran 15 años de uso.

 

Mildred Sánchez es una de las más afectadas y perdió todos sus enseres; parte de su casa está inhabitable, pues las pocas cosas que le quedaron las metió en el único cuarto que se salvó por no tener electricidad.

Desde el último episodio, que fue el sábado, la comunidad no tiene energía eléctrica. “Ni siquiera queremos que llegue, no sé si es para peor”, admitió.

Los mismos habitantes buscaron a Protección Civil y los bomberos municipales para que hicieran la inspección de las viviendas y les entregaron informes a los afectados con copia al despacho de la alcaldía de Falcón; sin embargo, aún no han recibido respuestas. Aunque llevó una carta a la gobernación y a la alcaldía del municipio, todavía no ha recibido respuestas a esta lamentable situación.

Vecinos buscan la manera de reparar

Los vecinos de la comunidad buscaban colocarle la luz a la escuela bolivariana Moruy para que los niños puedan volver a clases. Foto/ Yohan Gómez.

Durante la visita a la comunidad, el equipo del diario Nuevo Día logró visualizar a muchas personas en sus sectores tratando de reparar las fallas de sus líneas, lo que representa un peligro para la colectividad.

Por su parte, Freddy López contó que en la subestación Moruy hay dos reconectadores que son los responsables de sacar la energía de los circuitos Moruy y Caseto-Yabuquiva en caso de alguna eventualidad, pero desde hace un tiempo están dañados, por ello la energía está “puenteada”, es decir, directa, y al momento de una alta, no hay forma de que salga, hasta que en la subestación Punto Fijo se den cuenta y lo hagan.

Estamos esperando que suceda lo peor, no tenemos dolientes ni autoridades. Es triste saber que somos un pueblo tan olvidado que estamos arriesgando la vida de todas nuestras familias con este problema y, aunque han pasado varios días, no teneos respuestas de las autoridades.

La subestación no tiene portón, muestra abandono, y desde la entrada se pueden ver los aparatos dañados. Foto/ Yohan Gómez.

 

Conoce lo que le falta a esta cancha en Punto Fijo

 

 


Foto principal/ Cortesía
Etiquetas
Mostrar más

Irene Revilla

Amo el chocolate

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar