Nacionales

Aumenta “bachaqueo” de gasolina tras anuncio del sistema biopago

Además del crecimiento de las filas de autos, otra evidencia de ello es que los “pimpineros” de la carretera a El Moján vieron aumentada la demanda de gasolina pues los contrabandistas están viajando más veces al día a las cercanías de los límites con Colombia, a llevar combustible.


Los contrabandistas de gasolina fortalecieron sus acciones desde la semana pasada tras los anuncios de la aplicación en todo el país del nuevo sistema  biopago del combustible, que entró en período de prueba desde este lunes, y las colas en las estaciones de servicio se extendieron a varios kilómetros, situación que mantiene en zozobra a los zulianos, reseña el diario zuliano Panorama.

El anuncio de la medida disparó el precio de gasolina en el mercado negro y provocó un aumento de la demanda del carburante hacia el insaciable contrabando.

Además del crecimiento de las filas de autos, otra evidencia de ello es que los “pimpineros” de la carretera a El Moján vieron aumentada la demanda de gasolina pues los contrabandistas están viajando más veces al día a las cercanías de los límites con Colombia, a llevar combustible.

Lea también: Pruebas del sistema biopago en Punto Fijo se efectuaron sin problemas

Estos detallistas de gasolina, apostados a lo largo de la Troncal del Caribe desde el sector Cabeza de Toro, en Maracaibo, hasta Los Filúos, en la Guajira, alivian a los contrabandistas que viajan a la frontera con el tanque lleno y al regreso, cuando lo hacen con el depósito seco tras vaciarlo al otro lado del Puente Sobre el Río Limón, le surten el combustible suficiente para llegar a la bomba a llenar de nuevo y repetir el ciclo hasta cuatro veces por día.

Según relató Josefina de Sánchez (nombre ficticio), madre de familia que vive de la venta de gasolina en el sector Las Peonías, por estos días vieron aumentados sus ingresos gracias al incremento del precio y del aumento de la venta del carburante. “Se ha puesto un poco difícil vender por aquí pues la Guardia nos tiene a ‘monte’, por eso tenemos que esconder las pimpinas, pero las ventas están buenas y se nos acaba rápido”, dijo.

Sostuvo que les está costando conseguir la gasolina pues “hay muchas colas en las bombas y los ‘bachaqueros’ prefieren llevarla para Mara y La Guajira dónde la pagan mejor”.

En un recorrido por los sectores Cabeza de Toro y las Peonías, donde comienza el ‘bachaqueo’ al detal de gasolina se observó, en algunos lugares, una venta solapada del carburante mientras en otros se mantiene a cielo abierto con los envases de 5 litros en exhibidores a la vista de todos.


Foto: Archivo Nuevo Día (Yohan Gómez)
Etiquetas
Mostrar más

Laura Arismendi

El periodismo...mi forma de vida.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar