FalcónSalud

Laboratorios en Punto Fijo trabajan con los reactivos que consiguen

Los reactivos de uso clínico son componentes que, debido a la situación económica del país, son difíciles de conseguir.


Dada esta situación, los laboratorios se ven obligados a trabajar con los reactivos que se consiguen a precios asequibles, así como los pacientes, a realizarse estudios solo cuando son estrictamente necesarios.

La bioanalista encargada del laboratorio clínico Santa Ana, en la avenida Giraldot de Punto Fijo, Fidelia Sánchez, aseveró que los altos precios derivados de la inflación imposibilitan la adquisición de varios reactivos importantes como los de triglicéridos, glicemia y úrea. “Es evidente que los laboratorios no escapan de la situación económica”, afirmó, “son muchas las pruebas que dejan de hacerse por la falta de estos componentes”, agregó.

La especialista aseguró que estos reactivos se consiguen principalmente en dólares.

Esto impide la posibilidad de que muchos laboratorios los incluyan en sus inventarios.

En el laboratorio La Pirámide, ubicado en la calle Arismendi, únicamente se consiguen los reactivos para pruebas de rutina.

Los reactivos especiales como la tiroidea hormonal escasean, debido a los altos precios en divisas que requieren los proveedores.

La encargada del laboratorio, Karina Ramones, aseveró que la situación inflacionaria produce que el trabajo con los reactivos se limite.

Esto propicia que los pacientes dejen de hacerse pruebas preventivas y únicamente acudan a realizarse pruebas de tratamiento.

Etiquetas
Mostrar más

Roberto Jesús Barrios

25. Periodista y fotógrafo. Instagram: @robertojbr Twitter: @robertokhan

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar