Comunidad

Urbanismo Crepúsculo Coriano se opacó en tres años

La tercera etapa de la Crepúsculo Coriano tiene aspecto de longeva, a pesar de ser la más reciente de uno los proyectos habitacionales de la ciudad.


La urbanización Crepúsculo Coriano está ubicada en el sector Sur de Coro, entre la urbanización Las Eugenias y el sector Zumurucuare.

Se trata de un proyecto tipo tetrafamiliar en el cual se invirtieron 51.617.232 bolívares y que ha venido en decadencia, a juicio de Ermilys González, una de las 96 adjudicadas, que vive bajo llave debido a la inseguridad. “Esto de noche es una tiniebla”, agregó la crepuscular.

Lea también: Colina I Instalan comité regional de prevención del embarazo a temprana edad

Siete años demoró el gobierno en construir el urbanismo por instrucciones del entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías, quien se compadeció de familias ávidas de casa y que, durante casi una década, estuvieron de asamblea en asamblea.

A pesar de la controversia y el conflicto surgido al momento de la entrega de las viviendas, donde algunos que no participaron en la lucha inicial pretendían beneficiarse, el urbanismo pasó a ser habitado el 15 de julio de 2015.

A pesar de estar pintadas y con sus puertas y accesorios, a las viviendas les faltaba ser impermeabilizadas y el cableado del sistema eléctrico era defectuoso. La calle estaba asfaltada, pero con el tiempo resultó un espejismo.

Etapa entró en decadencia en tres años

González recuerda que todo era hermoso, los inmuebles pintados, los postes con alumbrado y sus calles transitables, gracias a un asfalto que —parecía— resistiría décadas.

Hoy los inmuebles tiene las pinturas opacas, el alumbrado público desapareció y las calles parecen dignas de alguna competencia de súper fango.

Calles intransitables y cada vez más enmontadas son parte de la problemática que aqueja a los crepusculares. 

“Cuando llueve esto se torna intransitable, nadie se atreve a pasar, ni siquiera a pie. Igual cuando la tierra se seca. Solo pasan carros rústicos”, describe Ermilys, quien recuerda que el asfalto que colocaron cuando estrenaron la etapa resultó una concha, un engaño.

González, como otras inquilinas, refirió que el estado de las tres calles y sus respectivas transversales ahuyentó a los trabajadores del aseo, quienes tardan semanas y hasta un mes en recoger la basura.

El alumbrado público no funciona. 

Incluso corrió a los policías que dejaron de hacer rondas alegando que la patrulla del cuadrante no tiene cauchos y recorrer las calles tal como están daña el tren delantero.

El riesgo a ser robado es permanente, alto en la mañana cuando cada quien sale a sus trabajos o llevar a sus hijos a la escuela o cuando sale a los comercios de la urbanización vecina como es Las Eugenias. Por las noches, es peor, debido a que no hay alumbrado.

Que las calles estén intransitables se debe tanto a las lluvias como a los botes de aguas blancas que se revientan probablemente por la presión y que Hidrofalcón se demora en reparar.

La basura, foco de contaminación

Tales pichaques, al entrar en contacto con basura, se convierten en caldo de cultivo para zancudos y mosquitos. Es un riesgo para todos, ya que en caso de contraer alguna enfermedad, deben salir hacia el Centro de Diagnótico Integral Doctor Pedro de Armas o al hospital Doctor Alfredo Van Grieken, debido a que en la base de misiones no siempre hay médicos o medicinas.

“Queremos que el gobierno le meta la mano a la etapa, necesitamos que asfalten las calles y que restablezcan el alumbrado público. De lo único que no tenemos quejas es de la caja de comida, llega puntual cada 21 días”, expresó González.

“La mayoría tiene sus títulos de propiedad de la vivienda, salvo la ciudadana Asnibell Reyes, quien aún lo espera”. 

Fotos/ Carlos García
Etiquetas

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar