Lo último

NACIONALES

Importaciones bajan 80% en últimos 6 años

noviembre 18, 2018

Jacqueline Finol

Redactado por: Globovisión

La imagen más evidente se observan en los puertos nacionales que lucen completamente vacíos de “containers”.


Las importaciones de bienes en Venezuela siguen en caída libre en 2018. El drástico descenso de la producción petrolera nacional en el último año y la sequía de divisas “oficiales”, en especial al sector privado le pasan “factura” a la economía del país

En su último informe, la firma Torino Capital modificó a la baja su proyección de importaciones de bienes,  calculándolas en 11,7 millardos de dólares. Al incluir los servicios, el monto ascendió a $ 16,9 millardos, 3,4% más altas que las de 2017, pero 80,2% inferiores a lo registrado hace seis años.
Datos del Ejecutivo apuntan que la cifra va en drástico descenso. Los propios datos del INE indican que en 2006 las importaciones del país oscilaron en $ 30.559 millones, luego tocaron un máximo de $ 54.767 millones (2012) para luego descender bruscamente a un mínimo de casi $ 17 millardos.

Según datos de Torino Capital las importaciones nacionales cayeron a su nivel más bajo en cuatro meses en agosto, de acuerdo con la información del índice I-30 de Torino Economics, que analiza la data oficial de 30 socios comerciales.

La data de agosto mostró una reducción de 9,0% anual y 25% intermensual, ubicándose en $ 724 millones, un monto similar al promedio de los últimos 12 meses ($ 785 millones) y al de 2017 ($ 766 millones).

“A pesar de la caída de la producción petrolera, el aumento de los precios del petróleo y la reducción en el servicio de deuda tras la cesación de pagos parece haber permitido al gobierno dirigir suficientes recursos a mantener estable el nivel de importaciones”, señalaron los analistas.
No obstante, Torino Economics advirtió que las importaciones de agosto fueron 84% más bajas que hace seis años. El promedio de 2018 es de $ 838 millones, 82,2% menos que los $ 4,1 millardos reportados para el mismo período de 2012.

Recientemente, el economista César Aristimuño afirmó que el volumen de importaciones en Venezuela ha caído en un 700%, y que en el 2012 se importaron unos 60 mil millones de dólares, mientras que la cifra para el actual está “alrededor de 3 mil” millones de dólares.

Según el especialista, el declive del sector provoca incremento de los precios pues, aunado a la caída de la producción nacional, existen menos productos para respaldar los recursos que emite el Estado.

“La hiperinflación es un tema estrictamente monetario, en Venezuela es producto de un gasto desmesurado del Gobierno que utiliza el Banco Central de Venezuela (BCV), para financiar el déficit  Fiscal”, explicó Aristimuño en una entrevista.

El economista Carlos Maldonado aseguró que los “recursos destinados para las importaciones mermarán más el año entrante, de continuar la abrupta caída de la producción petrolera nacional, sigan disminuyendo los recursos del Estados (dólares y oro) y se vayan acumulando más deudas por la cesación de pagos a los acreedores de bonos”.

“El Gobierno ha mantenido un monto promedio en la cifra destinada para las importaciones públicas entre 2017 y 2018. Pero el año entrante los números seguirán cayendo, en la medida que no se recupere la producción petrolera. El Gobierno se está quedando sin recursos, sin aliados que le presten dinero y la producción nacional de bienes sigue en picada. El escenario para 2019 se ve bastante complicado y más aún por el fenómeno de la hiperinflación”, dijo.

Recientemente, la propia Cepal también reportó que Venezuela tendrá una caída “fuerte” en las importaciones en el 2018. Agregó que solo dos países de  cerrarán con números rojos: Venezuela (-27 %) y Nicaragua (-12,5 %).

Lea también:

La caída de los precios petroleros genera la baja en los préstamos internacionales a Venezuela y el cierre de los mercados financieros lo que causa el recorte de las importaciones.

“Ese recorte de importaciones con la caída de precios petroleros termina generando el colapso del Producto Interno Bruto” un colapso que da nacimiento “al círculo vicioso de la hiperinflación”, señaló el economista Alejandro Grisanti, en un foro sobre “Perspectivas Económicas”.

El economista Alberto Mendoza, en un artículo “Venezuela, en una recesión sin salida”, señaló que la caída de las importaciones venezolanas profundizará “aún más la crisis económica que vive el país. Ante la débil producción nacional ahora, más que nunca, se requieren recursos para importar insumos y bienes intermedios que ayuden mantener estable el mercado interno, que ya está seriamente golpeado por la escasez y la hiperinflación”.

Etiquetas: ,

Jacqueline Finol

El periodismo es ver pasar la historia con boleto de primera fila