Lo último

Del turismo de masas al sostenible y la cultura del viaje

noviembre 21, 2018

Anailys Vargas

Redactado por: publico.es

Frente al turismo masivo y descontrolado, surge la necesidad de apostar por un turismo más sostenible y responsable con el medio ambiente y las poblaciones locales.


Al hilo de un crecimiento constante y sostenido de las cifras de turistas en muchos lugares del mundo, en los últimos años ha crecido la preocupación por el impacto del turismo sobre el medio ambiente, la cultura y los modos de vida locales o el acceso a la vivienda en algunas ciudades de destino.

En este contexto, hay voces que proponen otro tipo de turismo: viajar menos y viajar mejor.

A veces, viajar se ha convertido en realizar una especie de yincana, en la que ir completando destinos obligatorios, etapas y lugares a los que ir sí o sí, simplemente porque hay que tomar la foto.

El turismo de masas y el crecimiento de los últimos años ha consolidado el sector hasta convertirlo, en muchos países, en una fuente de ingresos sustancial.

En algunos lugares, el turismo es el principal sector económico.

Pero esto tiene también sus costes. El primero, una huella ecológica motivada por los desplazamientos en medios de transporte muy contaminantes por el uso de combustibles fósiles.

Otro muy importante, el impacto sobre las poblaciones locales, que abandonan sectores tradicionales por el monocultivo turístico.

También, una precarización del propio acto de viajar y hacer turismo, que deja de ser una experiencia única para convertirse en un acto en masa, despersonalizado y descontextualizado del lugar que se visita.

Lea también: “Luz apagá”, lo nuevo del puertoriqueño Ozuna

Frente a este turismo, hay un turismo sostenible que pone el énfasis en la calidad de la experiencia.

La propia Organización Mundial del Turismo lo define como el turismo que “tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”.

Es decir, por encima de su consideración como mero producto de consumo, el turismo sostenible hace hincapié en la conciencia de su coste, y propone alternativas que minimizan su impacto.

Un estudio de Booking.com arrojó como resultado que hasta un 88% de los viajeros consultados desea viajar de manera sostenible, un concepto que, aun siendo subjetivo, abarca para el 46% de los viajeros españoles la idea de optar por alojamientos respetuosos con el medio ambiente.

La sensibilidad existe. Lo que pone de manifiesto este estudio es que, contrariamente a lo que pudiera pensarse, hay una mayoría abrumadora que se muestra partidaria del turismo sostenible y que, posiblemente, optara por este tipo de alternativas si las conociera.

Otra tendencia global, sobre todo entre turistas jóvenes, es la búsqueda de experiencias locales.

¿Cómo se conjuga todo esto? Probablemente viajando menos, y en todo caso, viajando mejor.

Recuperando el valor del viaje como experiencia integral, de la que disfrutar, en la que conocer y aprender de lo que tenemos alrededor.Tomando tiempo para pasear y descubrir los lugares que ofrece el destino, que no tienen por qué ser los que recomiendan todas y cada una de las guías.

En definitiva, dejando de coleccionar viajes para, en su lugar, disfrutar de experiencias conscientes que nos enriquezcan como personas. Haciendo, en definitiva, turismo sostenible.

 

Xinjiang lanza viajes en helicóptero para promover turismo en invierno

 


Foto/ Cortesía

Etiquetas: , , ,