Comunidad

Pantano Abajo no sabe todavía lo que es «Juntos por Falcón»

Los habitantes de Pantano Abajo, en Coro, están con el autoestima baja por el deplorable deterioro de sus calles, pero decididos a no levantar las barricadas que han colocado alrededor del hueco de mayor dimensión, hasta tanto «Juntos por Falcón» le meta la mano al sector que lleva siete meses de franco deterioro.


Incrustados en cauchos rellenos con piedras, los tres troncos entrecruzados en forma de cono, sostienen desde hace mes y medio el gabinete blanco de iluminación. Ahora, en vez de tubos fluorescentes, es un cartel que titula en amarillo caterpillar el caos: Pantano Abajo ahogado en…

Algunos voceros del consejo comunal habrían sugerido levantar el cierre y retirar los obstáculos, pero la comunidad se ha negado.

En medio del cono está una boca de visita que no es la tradicional y que bosteza pestilente el hedor de las aguas negras que socavan cada vez más la calle, ensanchando la falla y amenazando con tragarse peatones, motorizados y hasta carros.

Previniendo esas posibles tragedias los habitantes clausuraron el paso por la calle Vuelvancaras con troncos, cauchos, ramas, sillas de rueda inservibles, sillas de hierro o cachivaches que entorpezcan el paso.

Con aspecto de guarimba, pero sin serlo

El aspecto en la intersección de la calle Vuelvancaras con Ayacucho de Pantano Abajo es de barricadas, pero las protestas hechas hasta ahora han sido mediáticas, sin violencia.

Las redes sociales, con fotos, reportes por radio y hasta cuatro informes elaborados por el consejo comunal Gran Mariscal de Ayacucho que no han sido respondido por el gobierno regional ni municipal, aseguró Gregorio Refunjol.

“Una cuadrilla vino hace dos meses, midieron con una cinta métrica, se les vio tomando apuntes y hasta ahí llegó todo”, contó el pantanero.

El panorama empeora cada vez que llueve o llega el agua que las cloacas se desbordan.

“Cuando las lluvias hubo casas anegadas con aguas negras debido a que colapsaron los desagües. Muchas familias nos las vimos feas al momento y después debido a la fetidez, proliferación de zancudos, mosquitos y moscas en torno a la boca de visita y basura que se ha venido acumulando.

A pesar de ser uno de los huecos y fallas más famosas de Coro, los habitantes de Pantano Abajo no se explican por qué el gobierno regional y municipal actuó con la misma diligencia del sector Zumurucuare de Coro, con un hueco similar.

“Seguimos esperando el plan Juntos por Falcón, sería buen que le metiera la mano a este problema que lleva siete meses”, sugirió Raúl Pérez.

Las calles enmontadas y sucias son otra de las afectaciones que registra el populoso sector de Coro.

Inseguridad e iluminación descontrolada

En Pantano Abajo existen otros problemas, uno de ellos la inseguridad. “No pueden ver a una mujer con una carterita en una esquina o por la calle, porque de una vez la roban. De noche es peor”, aseguró un habitante que por temor a lo que denuncia, no quiso revelar su nombre.

El transporte es deficiente por no decir inexistente, en tanto que la avenida Josefa Camejo, una de las vías que usan con frecuencia para trasladarse a Coro, está a oscuras.

“Al menos la calle Vuelvancaras y Ayacucho tiene alumbrado público con lámparas led, instaladas hace dos años. Lo malo es que están prendidas las 24 horas del día”, refirió Gregorio Refunjol.

Habitantes de Pantano Abajo esperan que esta no sea una denuncia más y que por el contrario, sea considerada dentro del plan “Juntos por Falcón” para no tener que pasar las navidades con la calle hecha ruinas y un vertedero.

De lo contrario le colocarán bambalinas al cono, incluso lo convertirían en arbolito para que no sea vea tan feo como ahora.


Fotos/ Carlos García
Etiquetas

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar