Lo último

Yimber Mavo: Educar a los niños es crear ciudadanía

noviembre 21, 2018

Jose Vicente Rojas

El artista y motivador comunitario lamenta que en otros países sean muy valoradas las obras de arte con material reciclado, y que en Venezuela se le considere basura; por eso un objetivo importante dentro de la formación a os jóvenes es el reciclaje.


La necesidad de sumar esfuerzos, incentivar a los semejantes y promover acciones comunitarias por un mundo mejor, es lo que motiva al artista plástico, cultor popular y dirigente comunitario Yimber Mavo a organizar colectivos y emprender proyectos formativos a favor de los niños y los jóvenes de comunidades deprimidas.

Actualmente reside y ejecuta iniciativas en el desarrollo habitacional Bicentenario de Punta Cardón, municipio Carirubana, donde desde hace cinco años impulsa diversos proyectos sociales, como la Cayapa Comunal, y el Centro de Formación Alí Primera; ambos destinados al rescate de infantes y adolescentes de escasos recursos.

Antes de mudarse al Bicentenario, Yimber Mavo vivía en un rancho de lata, en el sector Los Rosales de Punta Cardón, lo afirma sin complejos, más bien con orgullo cuenta que comenzó allí su inquietud por desarrollar acciones comunitarias por un mejor futuro.

Fue por decisión del consejo comunal que le asignaron una casa en el Bicentenario, cree que esa decisión fue providencial porque ahora en ese entorno ha podido emprender los proyectos que mantuvo en mente desde su infancia.

Es padre de dos hijos, quienes siguen sus pasos en lo que respecta el amor por las artes plásticas y el trabajo comunitario.

Yimber Mavo: Educar a los niños es crear ciudadanía—¿Quién es Yimber Mavo?

—Soy un artista plástico, cultor, y líder comunitario que quiere hacer entender al mundo, que es posible un mejor futuro en Venezuela, pero lo más importante es educar y fomentar valores en los niños, para que sean adultos de bien.

Yimber Mavo cuenta que su infancia transcurrió en la comunidad de Carirubana, donde su progenitora Juana Frontado, una inmigrante del oriente de Venezuela, junto a su padre paraguanero, Orangel Mavo lo formaron para la vida.

Lea también: Del turismo de masas al sostenible y la cultura del viaje

La cultora del tambor, Lupe Chirino, y el artista plástico José Bracho, le brindaron consejos y  orientación artística para ser el hombre responsable que hoy busca formar a la juventud consciente.

“Me marcó una época en la que viví en un ambiente muy fuerte, Los Bloques del BTV, pero gracias al apoyo de maestros como Lupe Chirino y José Bracho, hoy soy alguien sano”, destacó el líder comunitario.

—¿Cómo surge en Yimber Mavo a motivación artística?

—El amor por el arte surgió en mi cuando estudié la primaria en la escuela Víctor Lino Gómez, en Bella Vista, los maestros nos enseñaron desde cocer, remendar, pintar, hacer manualidades, y luego cuando comencé a estudiar bachillerato, José Bracho me enseñó a pintar.

Recuerda que desde los primeros pasos en la pintura artística comenzó a interesarle las técnicas y materiales que empleaban otros artistas.

Desde ese tiempo consiguió su propia técnica de trabajo, la cual consiste en plasmar directamente la imagen sin elaborar boseto ni dibujo previo.

Desde hace un año Yimber Mavo trabajó como muralista de la Misión Barrio Nuevo Tricolor, y eso le ha servido para reforzar su trabajo comunitario, porque motiva a la comunidad y aprovecha el recurso aportado por el gobierno.

Aunque se inició en las artes plásticas como pintor, escultor y muralista, considera que su especialización es en arte con material de provecho reciclado, porque considera que es lo más amigable ecológico.

El artista y motivador comunitario lamenta que en otros países sean muy valoradas las obras de arte con material reciclado, y que en Venezuela se le considere basura; por eso un objetivo importante dentro de la formación a os jóvenes es el reciclaje.

Asegura el exponente del arte popular que Venezuela cuenta con el recurso humano y el material suficiente para ser potencia en reciclaje, solo falta incentivar a los niños, a los maestros y a las comunidades para que sean recicladores y alivien el ambiente de toneladas de basura contaminante.

—¿Desde cuando nació el interés por lo comunitario?

—Esta inquietud por sembrar valores y organizar la a comunidad nació en mí por la motivación de líderes comunitarios como Ángel Olivera y  Miriam Santos, quienes son mis mejores ejemplos de lucha social de corazón.

El concepto de formación integral de jóvenes, de Yimber Mavo incluye además de la educación escolar, la práctica deportiva, la motivación a las artes y el amor por la naturaleza, por eso desde hace 10 años dicta talleres de reciclaje en las escuelas de Paraguaná.

Considera el artista comunitario que al niño se le debe inculcar valores familiares, espirituales, culturales y humanos, para que sean ciudadanos íntegros.

Acepta el dirigente comunitario que aunque no tuvo la oportunidad de seguir estudios superiores, ha sido autodidacta, buen observador, y eterno aprendiz de quienes le han orientado y enseñado a vivir.

—¿Te consideras artista del reciclaje?

—Desde hace 17 años comencé a ver los desechos como material de provecho para elaborar obras de arte, primero como artesano hacía esculturas con piedras, pedazos de vidrio, y madera que recogía en los botaderos; también pinté obras en plástico.

Yimber Mavo asegura que las obras de arte elaboradas con material reciclado representan un grito a la humanidad para que tomen conciencia ambientalista.

Uno de sus primeros planes de concienciación a través del reciclaje lo denominó “Salvando Nuestro Planeta”, el objetivo era llevar a las escuelas la motivación del arte con materia de provecho.

Desde el año 2007, con a apoyo de los directores de varios planteles, pudo compartir su mensaje ecológico con los estudiantes de la escuela bolivariana Los Rosales, donde desarrolló el proyecto Las Hormiguitas, en el que los niños colectaron envases plásticos, los vendían a una empresa de productos químicos, y con la venta adquirían material didáctico para el plantel.

Con orgullo Yimber Mavo afirma que con su mensaje ecológico sobre la importancia de reciclar, ha dictado charlas, conferencias, talleres y participado en foros con estudiantes de numerosas escuelas y liceos, también en la Universidad de Falcón (Udefa), con los estudiantes de Ingeniaría Ambiental.

“Significó un gran orgullo, el que numerosos universitarios se interesaran en mi propuesta y la llevaran a la práctica”, aseveró Mavo.

Espera que los universitarios no se queden en el aspecto técnico y vayan siempre a la práctica en favor de a conciencia ecológica sobre reciclaje.

Otras instituciones donde ha dictado talleres de arte con material reciclado son la escuela bolivariana Víctor Lino Gómez y el liceo Mariano de Talavera.

Con el aval de la Misión Barrio Nuevo Tricolor imparte sus conocimientos de muralismo ecológico y reciclaje en los sectores Nuevo Pueblo, 23 de Enero, Bolívar, Bloques del BTV, y Bella Vista, entre otros del municipio Carirubana.

Considera el dirigente comunitario que su labor como formador, sembrador de conciencia y constructor de nuevas juventudes apenas comienza, porque ha logrado conformar un colectivo en el sector Bicentenario, capaz de llevar adelante proyectos importantes.

Junto al colectivo “Eficiencia o Nada” ha logrado recuperar espacios en el Bicentenario para la formación integral de jóvenes, entre estos el Centro de Formación Alí Primera, a través de las jornadas semanales “Cayapa Comunal”.

—¿Cuál es tu mayor logro?

—Considero que el mayor logro de cualquier persona es la sonrisa en un niño, pero mi el mayor logro ha sido presentar en los medios de comunicación los avances de los jóvenes y niños del sector Bicentenario.

Afirma Yimber Mavo que sueña con lograr un espacio donde se pueda formar a los muchachos de su comunidad, con valores familiares, humanos, espirituales y ciudadanos.


Frases de Yimber Mavo:

-“Quien siembra y cuida un árbol, podrá recoger frutos en el futuro”.

-“Si formamos integralmente un niño, será en el futuro un buen ciudadano”.

-“Venezuela cuenta con el recurso humano y material para ser potencia en reciclaje”

-“Criar un hijo es cultivar un árbol, y se debe regar para que dé frutos”.

-“El tiempo debería ser más largo para que  las personas puedan hacer más por los demás”

– “El mayor logro de cualquier persona es lograr la sonrisa en un niño”

-“Dios guía todos os pasos de mi vida”.

-“El arte con material reciclado es un grito a la humanidad, para que tomen conciencia ecológica”.

 

Ángel “Tata” Yagua, el cantautor de las notas del silencio

 

 


Fotos Archivo Nuevo Día / David Jordán

Etiquetas: , ,